Selmen Buale, dueño de Hotel Costa Real: «Fue una turba que para nosotros fue imposible poder repeler»

0
454

Este martes se cumple una semana desde que el Hotel Costa Real de La Serena fuera incendiado y saqueado, con trabajadores y pasajeros en su interior. Uno de sus dueños, Selmen Buale, estima que mientras no paren los desórdenes en la calle, ve difícil una reapertura.

El 26 de noviembre será un día que la familia Buale no olvidará, ese día un incendio y saqueo ocasionado por más de 300 encapuchados afectó al Hotel Costa Real, que durante más de 20 años había hospedado a huéspedes en su interior.

Ese día, los hechos comenzaron relativamente temprano en el sector de Puertas del Mar con un intento de saqueo al centro comercial, lo que motivó el actuar del Carabineros para controlar la situación.

Momentos en que otro grupo de encapuchados bloqueaba con barricadas los principales accesos al centro de La Serena, instante en que se encendieron las alarmas y se había declarado el siniestro tanto en el hotel como en le seremía de Educación, ubicado en la cuadra siguiente.

«En ese momento fue algo brutal… estábamos en el hall los que estábamos trabajando, había gente en el restaurante comiendo, en el bar… gente en la habitación, había alrededor de 30 personas hospedando en el hotel» relató Selmen Buale, dueño del siniestrado hotel, durante la visita del subsecretario de Economía, Ignacio Guerrero.

Y agregó que «vino esta violencia desmedida y repentina y no alcanzamos a hacer casi nada, nos atacaron a piedrazos, con palos, fierros, de todo».

De acuerdo a Buale, «fue una turba que para nosotros fue imposible poder repeler de ninguna manera porque no tenemos gente que está preparada para eso».

«Nos sacaron a piedrazos hacia la calle, y ahí empezaron a hacer todos los desmanes que han podido ver, reventaron todo, incendiaron el segundo piso, qué más puedo decir estaba todo a la vista» comentó.

El dueño del hotel enfatizó en que «mientras no termine eso en la calle, es difícil… todos tenemos ganas de levantarnos rápido, vamos a luchar por hacerlo pero ojalá esto no continúe y la gente piense y empiece a responder con lo que el Presidente está pidiendo, y toda la ciudadanía, que dice una sola cosa… está pidiendo paz».

Consultado por una posible reapertura de puertas, Buale señaló que «depende de cuando terminen los desórdenes en la calle y los ataques, porque si nosotros el día de mañana arreglamos, al día siguiente no sé qué va a pasar».

«Estamos shockeados todos, pero empezamos a trabajar limpiando y ordenando dentro de lo que se puede, pero hay mucho que ver, la gente está aportando el máximo de sí y creo que están al 100%» puntualizó.

Actualmente el recinto se encuentra cerrado, con sus accesos tapados con gruesas planchas metálicas, lejos de la lujosa imagen de sus amplios pasillos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre