Seremi de Gobierno dice que Presidenta fue víctima de intento de femicidio político

0
12

10

En medio de las turbulencias que vive La Moneda, donde la Presidenta Michelle Bachelet sólo logra un 24% de aprobación, el seremi de Gobierno de Coquimbo, Bernardo Salinas (PS), analiza el actual escenario, en este segundo tiempo a cargo del intendente Claudio Ibáñez.
«El intendente junto con su equipo político ha afianzado las relaciones con los partidos y hemos tratado de tener una regularidad con los presidentes para poder ver las materias propias del avance como gobierno, decirle en qué estamos y en qué pueden colaborar en materias específicas», dijo.
Sin embargo, lo que se ha intentado es buscar una mirada de afiatamiento, más allá de las diferencias y buscar la lógica de la unidad, para potenciar la continuidad del programa de gobierno.
Consultado acerca de la relación con los parlamentarios dijo que «tenemos una buena relación con los parlamentarios, a veces ellos son críticos públicamente y lo agradecemos y los invitamos a los espacios naturales, privados para conversar aquellas cosas que son más delicadas».
Mencionó que por ahora lo que se busca es contar con parlamentarios ordenados, con respecto a ciertas materias que son propias del Gobierno.
Entre esas ideas están las reformas planteadas por la Presidenta, con las legítimas diferencias que pueden tener desde el punto de vista ideológico, religioso y filosófico.
«Tenemos una buena relación incluso con el único diputad

o de oposición Sergio Gahona Salazar (UDI), conocemos su trayectoria, sabemos su pensamiento, discutimos y nos decimos nuestras verdades porque es parte de la democracia, pero hay mucho respeto», aseguró.
De igual forma, el seremi reconoce que no se puede hacer gobierno alejado de la ciudadanía.
Plantea que después de 36 años, se ha enfrentado de verdad aquellas reformas estructurales, que ahora son política de Estado y no sólo del Gobierno.
Por ello, asume que la tarea pendiente es dar a conocer las reformas alcanzadas de manera mucho más directa a la comunidad.
Plantea, «hemos hecho un esfuerzo para tener una sintonía con las organizaciones sociales, sin ser soberbios ni hablar en difícil, con un léxico que la gente entienda y sobre todo ser transparentes en nuestras acciones, en nuestro pensamiento».
Pero reconoce que cuesta asumir las críticas a la hora que se cometen errores y cree que esto se debe a que todavía hay resabios de soberbia, que a algunos los hacen sentirse dueños de la verdad.
Cuando se le pregunta a Salinas de la forma en que el Gobierno Regional enfrenta la baja adhesión de la Presidenta Bachelet, responde de inmediato.
«Quiero ser honesto, el aparato comunicacional de la derecha ha sido aplastante, a través de los medios de comunicación se ha generado una política del terror», advierte.
Ejemplifica con lo que ocurrió con la gratuidad, cuando s

urgieron voces que iba a tener como única consecuencia el cierre de los colegios, o cuando se planteó la Reforma Tributaria, se dijo que lo único que iba a pasar era que se iba a afectar el empleo.
De todas formas destaca que en las últimas elecciones, en esta región más del 70% votó por la Nueva Mayoría.
Entonces asume que hoy se está buscando dar a conocer los resultados del Gobierno con la mayor cantidad de detalles.
«Hoy en la Región de Coquimbo 5.534 niños tienen gratuidad en las universidades y también el 63% de los niños de enseñanza básica y media. Hoy las familias entienden que más allá de las encuestas ha mejorado la percepción, porque se trata de algo tangible».
Entre los antecedentes que comparte la autoridad está en que tras la Reforma Tributaria, hoy el 1% más rico de Chile, está financiando el 70% de la gratuidad en la educación superior.
Sostiene también que no se puede plantear un gobierno en base a las encuestas, ya que dice que estas son una radiografía del momento y que está contaminada con algunos elementos que pueden ser potenciados por los medios de comunicación.
Bernardo Salinas es enfático a la hora de defender la gestión de la máxima autoridad del país.
«Cuando la Presidenta planteó su decisión de tener cambios importantes como la Reforma Laboral y otras o como las tres causales del aborto, son decisiones políticas y tienen que ver con la mirada que tenemos nosotros del modelo de desarrollo y de los derechos que queremos entregar», advirtió el seremi.
Asegura que al terminar el Gobierno, este va a tener una aprobación ciudadana muy importante, «la Presidenta va a salir mucho más fortalecida, porque aunque la golpearon fuertemente en su corazón, como madre, pero ella siguió adelante con mucha templanza, para seguir impulsando las reformas, con un sentido tremendo de responsabilidad fiscal y no ha bajado la guardia, frente a los arteros intentos de femicidio político, pero su constancia y trabajo van a permitir que muchos ciudadanos van a tener derechos garantizados»
.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre