Servicio Agrícola y Ganadero sigue celoso control sanitario en fronteras

0
37

EN CONTROLES ADUANEROS inspectores del SAG han interceptado quesos y carne cruda que viene envasada al vacío.

Son 1.169 productos, que equivalen a 647 kilos, de los cuales más de
800 son origen agrícola y 182 kilos que carne
y queso».

El director regional Servicio Agrícola Ganadero (SAG), Jorge Navarro, abordó los desafíos que tiene el servicio así como también realizó un balance en lo que va de la temporada respecto al ingreso de turistas, exportaciones y las veranadas.

Navarro, médico veterinario de profesión, además tiene un magister en administración y un MBA en Estados Unidos, asumió en mayo del año pasado como director regional del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), y en entrevista con LA REGIÓN explica y entrega un balance de cómo ha estado la temporada estival.

Respecto al trabajo de los controles fronterizos, que se basan en el paso Agua Negra, puerto de Coquimbo y aeropuerto La Florida, detalla que luego que la aerolínea JetSmart no mantuviera durante esta temporada los vuelos internacionales entre La Serena, San Juan y Córdoba, en Argentina, no han tenido mucho movimiento en la terminal aérea y han recibido solo 4 aviones, con 523 pasajeros de vuelos chárter de Brasil y uno privado de Argentina; lograron receptar 14 productos riesgosos, siendo 11 de origen agrícola y uno pecuario, que correspondía a un queso.

En relación al paso Agua Negra, en donde hay un contingente de 8 funcionarios permanentes durante la temporada, el director del SAG reconoce que si bien hay una baja importante respecto a años anteriores, hasta el momento se han inspeccionado 10.631 turistas y 23.193 medios de transporte.

«Acá hemos interceptado una cantidad importante de productos, principalmente quesos, carne cruda que viene envasada al vacío, y el total han sido 1.169 productos, que equivale a 647 kilos, de los cuales más de 800 son origen agrícola y 182 kilos que carne y queso», detalla.

Y enfatiza en que «lo relevante en este caso es que hemos detectado en dos ocasiones larvas de la mosca de la fruta, que fue en duraznos y naranjas (…), que si hubiesen pasado nos habría implicado una campaña parecida a la del 2015, que nos costó más de 900 millones de pesos».

En relación a las fiscalizaciones de entrada en el puerto de Coquimbo, comenta que no es un trabajo constante, sino que más bien cuando llegan los cruceros con turistas, «vamos entre 4 a 6 funcionarios y desde que se inició la temporada se han interceptado 45 productos de riesgo, todos de origen agrícola, que fueron 11 kilos de fruta decomisada de los pasajeros».

Exportaciones

Las exportaciones desde la región de Coquimbo se han visto influenciadas por la sequía, que ha condicionado el normal funcionamiento del rubro agrícola, además de la detención de algunos contendedores en el mercado chino por el coronavirus.

«La producción de uvas de la región que se va a China equivale a un 15% y los primeros barcos que salieron deberían estar ya por arribar, y nosotros como servicio estamos dando todas las facilidades, trabajando con una mesa privado-pública para que puedan redestinar sobre todo lo que la cereza, que el 80% se va a China, pero en la región no es el caso», señala al respecto.

Y agrega que «el Coronavirus no nos ha afectado como región de forma importante, pero si fuera necesario la idea es hacer un redestino, y nosotros estamos ayudándole a las empresas a buscar otros mercados, que serían Japón y Corea».

«Estamos trabajando en forma bien cercana con la Sociedad Agrícola del Norte y con información que tenemos de China, ha habido un retraso, pero con lo que se demora la producción en llegar, que son de 20 a 30 días, esperamos que vaya todo normalizándose», explica.

El director concluye que la sequía y el consecuente retraso de las exportaciones, favorecieron para que la producción no quedara estancada en los puertos de China.

Veranadas

Producto de la sequía, que también se extiende para el territorio argentino, de los 80 mil animales que se tenían considerados para las veranadas, fueron 41 mil y salieron después de lo estipulado, el 15 de diciembre.

En ese sentido, Navarro señala que «las veranadas terminan cuando los animales regresan de Argentina, y eso ocurre, al igual que el control fronterizo, hasta que las condiciones meteorológicas lo permitan, pero para nosotros marzo es el mes tope para no poner en riesgo a los crianceros».

«Para esto, nosotros todos los años desparasitamos, en base a un FNDR que lo hacemos junto con el Core, y recibimos los recursos, teníamos capacidad para los animales que se iban a Argentina, los 80 mil más una diferencia, y en esta oportunidad tuvimos un total de 131 mil animales que desparasitamos y vacunamos, un récord…», señala.

Focos 2002

El SAG es una entidad principalmente fiscalizadora, pero que también poseen herramientas de fomento, dentro de ellas está la recuperación de suelos degradados, y Navarro detalla que para este año adelantaron el programa en tres meses y además extendieron los recursos, con un total de $ 1.135 millones.

«En enero recibimos los programas y estamos en la etapa de adjudicación, con tres meses de adelanto respecto al año pasado, considerando la escasez hídrica», señala.

Y agrega que «también dentro de todo esperamos continuar con otro programa, que es la desparasitación del ganado caprino que no va a Argentina, y de los 131 mil que tenemos vamos a aumentar este número en 200 mil más, y esperamos partir en abril o mayo, y con eso vamos a abarcar prácticamente la totalidad del ganado que tenemos en la región».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre