Servicio de Evaluación Ambiental respaldó su trabajo y el de los profesionales que vieron Dominga

0
18

13Más de 40 profesionales de varias regiones del país participaron de la evaluación del proyecto minero Dominga. Fueron más de tres años que llegaron a su fin el pasado 9 de marzo cuando la Comisión de Evaluación de la Región de Coquimbo calificó dicha iniciativa minera que busca instalarse en la comuna de La Higuera.
A través de su sitio web, el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) hizo un balance de su gestión. «Es importante destacar el trabajo riguroso y colaborativo del equipo que participó en la evaluación de este proyecto, la que requirió del máximo esfuerzo del equipo de la Dirección Regional de Coquimbo, y que contó con el soporte a nivel nacional del SEA, en consideración a la envergadura del proyecto. Para estos efectos, se coordinó el trabajo de más de 40 profesionales de otras regiones del país y del nivel central, quienes cuentan con amplia experiencia y preparación para analizar los distintos aspectos de la evaluación ambiental, con múltiples disciplinas en el ámbito de la ingeniería, minería, recursos naturales, hidrogeología, geografía, flora y fauna, biología, biología marina, química, agronomía, ciencias forestales, ciencias sociales, antropología, sociología, medio ambiente y leyes, entre otras», indica la entidad.
También se indica que «el desarrollo del procedimiento de evaluación del proyecto Dominga, se puede revisar en el expediente electrónico del mismo, que da cuenta de todos los actos disponibles para la recomendación del SEA, la cual se materializó en el Informe Consolidado de Evaluación (ICE). Asimismo, como en todos los procesos de evaluación, se contó con la participación de los Órganos de la Administración del Estado con Competencia Ambiental, que para el caso correspondieron a 27 Servicios».

MEDIDA DE MITIGACIÓN

Más adelante se indica que «en este proceso se evaluó la idoneidad de las medidas de mitigación, reparación y compensación presentadas en el (Estudio de Impacto Ambiental (EIA) y posteriores adendas, respecto de todos los literales del artículo 11 de la Ley N° 19.300. La evaluación del proyecto Dominga contó con tres procesos de participación ciudadana, dos de ellos por modificación sustantiva en adendas N° 1 y N° 3, ejecutando en total 24 actividades de participación ciudadana con la asistencia de al menos 730 personas. Como resultado de aquello, se recibieron 1.231 observaciones ciudadanas admisibles (345 observaciones al EIA, 34 observaciones al Adenda N° 1 y 852 observaciones al Adenda N° 3)».
El documento también recuerda que «el SEA de la Región de Coquimbo, en el ICE, recomendó a la Comisión de Evaluación de dicha región aprobar ambientalmente el proyecto, en atención a que a juicio del SEA se consideró que éste cumple con la normativa ambiental aplicable; subsanó los errores, omisiones o inexactitudes durante el procedimiento de evaluación de impacto ambiental; se dio cumplimiento a los requisitos y contenidos técnicos de los permisos ambientales sectoriales que le son aplicables; y se propusieron las medidas adecuadas para hacerse cargo de los efectos, características o circunstancias contempladas en el artículo 11 de la Ley N° 19.300, que el proyecto genera o presenta».
Sobre este último aspecto el SEA indica que «se estableció un detallado plan de medidas de mitigación, reparación y compensación, considerando las fases de construcción, operación y cierre, para los aspectos ambientales relativos a ruido, recursos hídricos, suelo, flora y vegetación, fauna terrestre, medio marino, paisaje, medio humano y patrimonio cultural».
Más adelante el documento publicado en el sitio oficial del SEA también se detalla el centenar de medidas para el medio marino y medio terrestre.
En su parte final el SEA asegura que es un «organismo técnico encargado de incorporar la dimensión ambiental en los proyectos de inversión, para lo cual, el Servicio ha promovido en sus lineamientos estratégicos una gestión integral en los procesos de evaluación, con el fin de fortalecer la toma de decisiones, promoviendo el cuidado y la protección del medio ambiente, procurando así evitar la desnaturalización del instrumento de gestión ambiental (SEIA)».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre