«Tiene que haber diálogo con los sindicatos y no esperar que estalle un conflicto»

0
9

El pasado viernes 28 de diciembre, el joven abogado Matías Villalobos asumió como seremi del Trabajo y Previsión Social, luego hace unas semanas, la ex titular regional de la cartera, Lorena Toro, anunciara su renuncia.

Este joven profesional tiene tan solo 29 años, es soltero sin hijos, y su experiencia laboral pasa por haber ejercido unos meses como abogado en Quintero, luego de haber jurado como tal en el 2008. En el 2010 ingresó a la Gobernación Provincial de Elqui como asesor jurídico, para luego convertirse en el jefe de gabinete del gobernador Pablo Argandoña.

Cuando le consultan por algún parentesco con  el presidente regional de la UDI – y también abogado- Reinaldo Villalobos, Matías solo ríe y señala que solo es un alcance de apellidos y también de parecido, puesto que ambos tienen rasgos bastante característicos.

Villalobos es coquimbano, aunque estudió toda su enseñanza básica y media en La Serena, en el colegio Inglés Católico. Posteriormente, se trasladó a Viña del Mar para estudiar Derecho en la Universidad Adolfo Ibáñez en el año 2001. Asimismo, se declara hincha de Coquimbo Unido.

Relación con Sindicatos

Algunas cosas que en momentos se le cuestionó a la anterior autoridad de Trabajo fue una escasa relación con los gremios, así como el rol mediador. Con el cambio en la administración, Villalobos promete mantener un diálogo más fluido, entablar relaciones de confianza y poder conocer cuáles son inquietudes y necesidades de los sindicalizados para mejorar todo lo que es el trabajo asociado a la actividad de los gremios.

Villalobos manifestó que «quiero reunirme con ellos (gremios) para entablar estas relaciones de confianza por lo cual considero que es muy importante, tanto para ellos como para nosotros como gobierno, para que ellos puedan sentir seguridad si eventualmente tienen algún tipo de conflicto o lo van a tener y que me puedan llamar y me puedan solicitar apoyo y ayuda, ser tal vez un mediador, pero que puedan sentir esa confianza de poder agarrar el teléfono y llamarme».

Para el seremi es indispensable conversar y tener una comunicación efectiva. «Tiene que haber diálogo, no esperar que estalle un conflicto y recién ahí nosotros tener que hacernos partícipes, sino nosotros estar en conocimiento del mismo ante que estalle el problema», agregó la autoridad.

Explotación de mano de obra extranjera

Es bien sabido que en el sector agrícola, la mano de obra está en déficit, por lo estacional del trabajo, los bajos sueldos, y la escasa estabilidad; por ende, algunos empresarios se han abierto a la posibilidad de «contratar» a extranjeros -principalmente peruanos y ecuatorianos- aunque más bien se trataría de un trato más que contrato, ya que gran parte de esos trabajadores se encuentran en condición ilegal en el país.

Ya este año se detectaron malas condiciones en un predio en el sector de Pan de Azúcar. Para Villalobos «no por el hecho de ser extranjero, un empleador le va a poder restringir sus derechos, un extranjero tiene los mismos derechos que un chileno. Y si hay empleadores que en algún momento pueda estar explotando a extranjeros o quitándoles derechos, eso se tendrá que fiscalizar y tomar las medidas que sean necesarias».

Sello personal

Matías Villalobos lo tiene claro. Quiere caracterizarse por ser líder y buscar soluciones. «Yo me quiero caracterizar por ser un seremi en terreno, abierto al diálogo, a escuchar  a las personas, a tratar de buscar soluciones reales, no crear falsas expectativas, a dar respuestas ya sean positivas o sean negativas, ya que la gente se merece una respuesta».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre