Trabajadores de la salud catalogan como un «triunfo gremial» demolición de antigua torre del San Pablo

0
9

8A  30 días  del  inicio de  las faenas de demolición de la antigua torre del hostal San Pablo de Coquimbo, trabajos que cuentan con un presupuesto estatal de cerca de  $900 millones, lo que permitirá construir en ese terreno un edificio modular para las unidades de cirugía ambulatoria y siquiatría, la directiva  comunal de la Federación de Trabajadores de la Salud, Fenats, encabezada por el presidente Luis Barahona catalogan  estas obras y el proyecto del nuevo recinto hospitalario, como un «triunfo gremial».
«Este proyecto era lo que tenía que venir, y era importante que esta demolición se hiciera a la brevedad para poder normalizar la atención al usuario que siempre es un punto importante para nosotros pero aclarar  que esta demolición y posterior construcción del hospital modular no viene  a resolver la problemática total  de este hospital  y si bien se van a recurar las 50 camas menos con que funcionamos después del terremoto, por lo que si bien sabemos que va demorar un par de años más, esperamos que se concrete la normalización total con la segunda y tercer etapa que incluyen una nueva torre y edificios para unidades de apoyo»
Además Barahona, remarcó que fueron los  gremios de funcionarios del San Pablo y el Colegio Médico los que rechazaron el plan original del  gobierno que implicaba reparar la antigua torre debido a que sufrió daños tras el 16S,  motivo por el que presentaron un recurso ante la justicia.
«Como multigremial de este hospital nunca estuvimos de acuerdo con que se repara la torre antigua tras el terremoto y tsunami de septiembre del año pasado, que provocó caídas de muros y  el debilitamiento  de gran parte de su estructura gruesa. Por eso llevamos el caso ante al Subsecretaria de Redes Asistenciales, a la que le mostramos el real estado del edificio ya que ella pensaba que estaba funcionando normalmente y por eso presentamos un recurso de protección ante la justicia con el alcalde de Coquimbo Cristian Galleguillos, por lo que la Corte de La Serena, ordenó cerrar la torre antigua, todo lo que hizo cambiar el plan de reparación, por la demolición y construcción del recinto modular»
Liceed Arellano, secretaria de Fenats, agregó que como directiva  también velarán por el cumplimiento de las medidas de mitigación de contaminación comprometidas para evitar inconvenientes a usuarios y pacientes.

«Estaremos atentos a que se cumpla con todo lo que comprometió la empresa para evitar la contaminación por polvo en suspensión  en que usaran mallas para cubrir la torre antigua y rociaran agua cuando demuelan, además chequearemos que el by pass que será un túnel para que transiten los pacientes, usuarios y el personal desde la torre nueva a las otras unidades que seguirán funcionado con imagenología y urgencias, cuente con todas las medidas para evitar cualquier percance».
La dirigente añadió que espera que los plazos de demolición y construcción del edificio modular sean  los estipulados por las autoridades, «en la actualidad  los funcionaros vivimos un terremoto interno porque estamos funcionando con mucha estrechez  ya que por ejemplo siquiatría está funcionando en un recinto tipo container, por eso también velaremos por que los dos proyectos avancen sin mayores demoras».
Consultada por el retiro de las unidades de  torre antigua  la tesorera del gremio Iris Contreras, manifestó,  «primero hay que decir a la comunidad que por estos trabajos va a haber un proceso más lento para entregar horas de atención, por eso pedimos a los pacientes que tengan paciencia ya que prontamente con la nueva infraestructura vamos a mejorar los proceso de atención. En canto al tema de  los cambios de unidades de la antigua torre ya fue completado pero por ejemplo Alimentación seguirá funcionando en el mismo espacio en que está y la única unidad que está quedando que es lavandería se va ir al hospital  La Serena con las máquinas y todo su personal que nos enviarán el material limpio desde allá».
A fines de este mes la empresa nacional  licitada Demoliciones Mario Porzio,  efectuará la demolición de la antigua torre  que cuenta con cuatro pisos y que ocupa una superficie de unos 14 mil metros  cuadrados, por lo que las faenas deberán concluir en 90 días más.
Las labores  estarán cargo de entre 12 a 15 trabajadores que utilizarán  maquinarias pesadas  que cuentan con  martillos  neumáticos de gran tamaño y pinzas de demolición, mientras que para mitigar la dispersión del polvo la empresa rociará agua durante todas las etapas de retiro de material delos tres bloques de la torre.
Además la empresa  construirá un by pass tipo túnel para permitir la conexiones de servicios  y el paso de personas entre las dependencia que no serán intervenidas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre