Veterinario alerta de enfermedades respiratorias en las mascotas

0
12

9b“Lo que más afecta a las mascotas en esta época son los cambios bruscos de temperatura, especialmente a las mascotas que viven dentro de las casas y que avisan para hacer sus necesidades en horas de la madrugada cuando hay temperaturas muy bajas. Ese cambio brusco de temperatura casi siempre genera problemas respiratorios, cuadros obstructivos e infecciosos. Ahora depende del tipo de gato o perro que se tenga, es el cuidado especial que se debe tener. Por ejemplo en perros y gatos de razas braquicefálicas (ñatos), como los boxer, bulldogs inglés, shitzu, persa y otros; ya que tienen una resistencia menor a estos cambios bruscos de temperatura y eso permite que con mayor facilidad presenten cuadros obstructivos o rinitis; y si no se consulta en forma oportuna a un veterinario, estos cuadros por infecciones oportunistas se pueden complicar bastante”, explicó el especialista Claudio Pérez V.
Para evitar que las mascotas sufran cuadros infecciosos causados por cambios bruscos de temperatura, el veterinario aconseja que las mascotas tengan un “baño” o un lugar destinado para tales efectos dentro de la casa, especialmente para los gatos. Y en el caso de los perros, es ideal acostumbrarlos a que hagan sus necesidades fuera de la casa en la noche, antes de dormir al interior del hogar. “Hay que evitar que la mascota salga muy temprano al exterior porque lo que más le afecta no es tan sólo el frío, sino el cambio brusco de temperatura al estar abrigado dentro de la casa y sacarlo afuera”, precisó.
Pérez señala que no hay que confundir las infecciones ocasionales con las enfermedades que ciertas razas están predispuestas y que son prevenibles mediante las vacunas: “Los perros tienen dos enfermedades graves que son el la “tos de perreras” y el “distemper”. Esta última no sólo presenta síntomas digestivo y neurológico, sino respiratorios también que en este tiempo son más agresivos. Si no se les aplica un tratamiento adecuado, se termina con un cuadro bacteriano superpuesto que agrava el estado de salud del perro. Y estas enfermedades se previenen, vacunando a los perritos cuando están sanos”, indicó
En tanto los gatos pueden sufrir en esta época de la “rinotraquiditis infecciosa felina” que es común en los más pequeños. Aunque durante el invierno las gatas no dan a luz, pueden existir gatos pequeños que pueden padecer de esta enfermedad que puede dejarlos ciegos si el cuadro de conjuntivitis no es tratado a tiempo. “La infección es tal que daña la córnea y el ojo se pierde. También se pueden apreciar úlceras en la cavidad oral y en las mejillas y eso provoca que el animalito no coma”, subrayó.
Aclara el mito respecto que un perro debe tener tres meses para ser vacunado, como los niños a esa misma edad, sino que a edad más temprana: “Los perros y gatos deben vacunarse a edad muy temprana y no hay vacunas específicas para cierta edad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre