A Carlos Tejas algo no le cuadra: En su escuela de porteros tuvo a jóvenes que antes de ser aceptados en Santiago por el «Colo» o la «Cato», fueron rechazados por Coquimbo U.

0
129

El histórico cuidatubos porteño está feliz con el ascenso del aurinegro. Le da todo el mérito al plantel más fuerte de la B y la llegada de hombres de jerarquía. Destaca a Matías Cano como el último de los referentes. «Pasará a la historia como uno de los grandes». Sin embargo, «Carlitos», que en octubre celebró 47 años, reconoce con nostalgia que en la actualidad su vínculo con el club es prácticamente nulo. Pero el mundialista de Francia 98 anda en otra, en la suya. «Chocho» de Arianna y Emiliano, sus dos pequeños nietos. ¿Cómo se la pasa? Hace más de 10 años que entrena a jóvenes promesas de la zona en su propia escuela de porteros ubicada en el sector El Sauce.

Waldo Gutiérrez

¿Qué tan importante fue que llegaran Beausejour, Millar, Carmona y Paredes para que Coquimbo tardara solo meses en volver a primera?
El respeto que se le tuvo a Coquimbo durante todo el año por parte de los equipos rivales fue notorio. El manejo de los partidos, controlar un camarín con jóvenes hambrientos que buscan una chance en esta carrera, siempre será complejo de sobrellevar. La prensa dijo que venían a jugar todos viejos y retirados, tuvieron que soportar críticas injustas. Eso sí, el grupo venía sólido, con una columna vertebral comandada por un grande como Cano.

¿Con qué jugadores compartió camarín que le hayan entregado ese valor de la experiencia?
Marcelo Salas, Iván Zamorano, Nelson Tapia o el Coto Sierra, eran jugadores que con una sola palabra alineaban a todo un plantel. Hombres que traspasaban conocimiento de forma notable. El haber estado en el mundial de Francia 98 sin duda me sirvió para encaminar mejor mi carrera como profesional.

A propósito de mundiales, ¿Vamos a Qatar?
Uff, ojalá. Pero la derrota ante Ecuador demostró nuevamente lo clave que son los referentes. Se nos fueron Arturo y Alexis y no anduvimos en todo el partido.

Usted que ha jugado en las grandes ligas y en canchas de tierra, ¿El jugador de primera mira en menos al de segunda?
No es que se mire en menos, pero es evidente que estamos hablando de alguien que de por sí tiene más recursos que el otro. Los ingresos económicos que te da la vitrina de jugar en primera división no se compara con estar en el ascenso. Somos fieles testigos de que una buena campaña, como la que hizo Coquimbo Unido en la Copa Sudamericana del año pasado, provocó que cayeran buenas lucas.

Hoy cuida el arco de Halcones Negros de la liga de La Pampilla. ¿Cómo ve el panorama del amateur en la zona?
Estoy atajando en cuarta y tercera de Halcones Negros, el campeón en el año 2019 de una liga fuerte y competitiva como esa. Se hizo un grupo extraordinario que me ayuda a seguir haciendo deporte y no abandonar esta hermosa disciplina. ¿Cómo veo el panorama? Increíble. Te dejo un comentario, tenemos a uno de los equipos que más ruido hace en la categoría a nivel país, te hablo del Bellavista, que demuestra que haciendo las cosas bien podemos tener un representante de peso en la región.

Hace algunas semanas hubo una balacera en una cancha en Salamanca. ¿Cómo eliminamos esas conductas?
El mejor remedio para erradicar la violencia de las canchas del futbol amateur es aplicar castigos severos a los equipos que incumplan las normas o cometan problemas. En Coquimbo ese fue el mejor remedio para combatir a los que iban con pistolas. Se hicieron duros informes que dejaron a clubes sin jugar por años.

¿En qué están sus días?
Hace 12 años que tengo la escuela de arqueros en Pronto Sport, sector del Sauce. Estamos activos en el ejercicio de manera diaria con clases a niños y también a jóvenes que están esperando dar el salto.

¿Hay algún Carlitos Tejas entre sus alumnos?
Ya tenemos frutos. Bastián Puebla, de 15 años, quedó en la Católica, y Maxi Pastén, de 12 años, hizo lo propio en Colo Colo. Además del Jordan, que es cadete de La Serena, que también tiene que irse en verano a Santiago a uno de los grandes. Lo raro de todo esto, y que no me cuadra en lo absoluto, es que todos ellos fueron rechazados por Coquimbo Unido en su momento. Fueron a probar suerte a Santiago y quedaron, y acá se les cerraron las puertas. Me extraña que no haya ningún ex jugador del club en cadetes, hoy solo tenemos a profesores de educación física que hacen una excelente labor, y que no tengo nada contra ellos, pero creo que la parte futbolística debiese ser enseñada por alguien que haya pisado una cancha.

¿Cómo se ha portado el club post retiro con usted?
La verdad es que yo estoy en lo mio y no ando pendiente. Ahora si me preguntas, claro que me da lata que no existan reconocimientos, pero entiendo que hay momentos y momentos. Yo estaré agradecido siempre del club.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre