Acuerdos de administración Pereira con Enjoy permitirían que municipio reciba 19 mil millones al año

0
178

Claramente no es una «deuda» la que tendría Enjoy con el municipio
de Coquimbo, sino que, aclara el ex alcalde Marcelo Pereira, «dejamos de percibir los ingresos porque durante el estallido social y después por la pandemia, el Casino no funcionó».

La postergación de la entrada en vigencia de la nueva concesión, adjudicada a los mismos explotadores actuales, hizo que la casa edilicia dejara de percibir esos ingresos por varios meses, según explica el ex alcalde Marcelo Pereira.

El nuevo contrato, ya vigente, establece un pago fijo a todo evento cercano a los 15 mil millones al año, además del 10% de los ingresos de la sala de juegos.

La nueva concesión del casino de Coquimbo se remonta al año 2018, cuando estaba como alcalde Marcelo Pereira, y la Superintendencia de Casinos de Juegos licitó cuatro casinos que hasta ese momento eran municipales, adjudicándoselos a Enjoy.

Aquella fue una peleada licitación, en la cual compitió otro consorcio grande en Chile, Sun Dreams, que en el caso de Coquimbo se presentó con un gran proyecto en un terreno más al sur que el de Enjoy, por la Costanera.

«En 2019 tendría que haber entrado en vigencia el nuevo contrato del casino, se acababa el vigente, que databa de los años 80’. Desde entonces, nosotros como municipio recibíamos el 20% de los ingresos netos que tiene el casino en juegos; entonces si en algún momento, por alguna causa, el casino no funcionaba, no percibíríamos ingresos, el municipio no recibiría nada, cosa que en todo caso nunca pasó en 40 años, salvo a partir del estallido social, donde pasó a estar cerrado y después vino la pandemia, y continuó cerrado por un año y medio más, hasta ahora», sostiene Pereira, en el interés de dejar las cosas meridianamente claras desde su perspectiva. «No es que se nos debiera, es que dejamos de percibir porque el casino no funcionó durante largo tiempo».

Agrega que «la nueva administración municipal ha tenido suerte, porque justo en el cambio de mando le ha tocado estar en Fase 3 y 4, con el casino permanentemente abierto desde el mes de mayo, por lo que a ellos le ha tocado un ingreso que nosotros no teníamos».

El antiguo contrato
aún vigente

Pereira señala que «el antiguo contrato es bastante menos favorable para los intereses del municipio que el nuevo, en base a la licitación que hizo la Superintendencia de Casinos, porque establece dos elementos para el ingreso de recursos al municipio».

«Mientras estuvo cerrado, que es una de las causas de la situación económica que afectaba al municipio de Coquimbo, que nadie ha querido resaltar, es que nosotros no recibimos ingresos por parte del casino, pero no es que critiquemos al gerente diciendo que ellos no nos pagaron, efectivamente ellos cumplieron con lo que establece el contrato vigente, que mientras no hay ingresos no se paga el porcentaje acordado al municipio, porque en ese antiguo contrato nunca se previó que fuera a estar tanto tiempo cerrado, como ocurrió».

En la nueva Ley de Casinos se estableció la licitación de los antiguos casinos municipales, que son 7 en el país, y que pasarían a ser parte de un régimen general, «pero para no afectar a los municipios, puesto que se fijó solamente un 10% de los ingresos netos, lo que se hizo además fue una modificación de esta ley para agregarle dos componentes, uno variable y otro fijo».

Puntualiza en que «el componente variable es menor que lo que hoy tenemos en teoría, porque de un 20% bajaríamos a un 10% de los ingresos netos, pero a la vez se agrega un componte fijo, que es la oferta mínima garantizada que sumado los dos, entonces, da mucho mas que el anterior, tenemos que la oferta mínima garantizada es de 150.00 UF anuales».

Pereira estima que con el nuevo contrato el municipio quedaría recibiendo alrededor de 18 mil millones de pesos al año.

La ex autoridad explica que dado que Enjoy pidió reiteradas prórrogas, pues no habría podido terminar modificaciones al casino, es que no se pudo poner en vigencia el nuevo contrato.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre