«Aunque le hubiesen tirado cadena perpetua, nada nos regresará a Benjamín»

0
305

Daniza, madre del joven asesinado en 2021 en las inmediaciones de Huachalalume, en La Serena, se tomó con tranquilidad la condena que recibió al autor del disparo que le quitó la vida al futbolista la madrugada del 27 de junio.

Hace un año siete meses que Daniza Araya perdió a su hijo Benjamín, de entonces 17 años. Fue un 27 de junio de 2021 cuando fue asesinado en las inmediaciones de calle Portón Principal, sector Las Tomas de Huachalalume, en la comuna de La Serena.

Pese al dolor por la pérdida de un joven que daba sus primeros pasos en el fútbol, pues jugaba en la Sub 17 de Club Deportes La Serena, Daniza y el resto de la familia tuvieron algo de paz. Claro, pues ayer el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de La Serena condenó a I.A.R.H. a las penas de cumplimiento efectivo de 13 años y 4 años de presidio, en calidad de autor de los delitos consumados de homicidio simple y porte ilegal de arma de fuego, respectivamente.

«Queríamos más años, una pena más dura, pero igual era lo que se esperaba, puesto que fue calificado como homicidio simple y porte ilegal de armas», cuenta su madre.

Lectura del fallo

Cerca de las 15 horas el magistrado Carlos Manque Tapia entregaba el fallo: «Se le condena a la pena de 13 años de presidio mayor en su grado medio como autor de un delito de homicidio simple perpetrado en La Serena el 27 de junio de 2021. Segundo, se condena a la pena de cuatro años de presidio menor en su grado máximo por porte ilegal de armas de fuego…».

Al no reunirse los requisitos legales, explicó que «no se impondrá al sentenciado ninguna de las penas sustituidas contempladas en la ley 18.216 por lo que deberá cumplir real y efectiva las penas corporales impuestas, sirviéndole de abono los 585 días que ha estado privado de libertad».

Un alivio

Daniza escuchó la sentencia vía plataforma Zoom. Tras los dichos del magistrado, un alivio.
«Fueron 13 años por el homicidio más cuatro años por porte ilegal de armas, así que son 17 años y sin beneficios, así que igual estamos con una sensación de felicidad dentro de lo que se puede, debido a que el dolor continúa para nosotros».

Una etapa que se cierra para esta familia, aunque con la pena latente de no tener a su hijo, pues como asegura, «aunque le hubiesen tirado cadena perpetua, nada nos regresará a Benjamín, porque en realidad quienes vamos a llevar la cadena perpetua somos nosotros como familia. Pero estamos satisfechos con la condena, que en algo paga el daño que hizo y lo mejor es que hubo un culpable».

En ese sentido, la tranquilidad en todo este proceso fue que desde un comienzo supieron quien había disparado y dado muerte a su hijo, y que esa persona haya sido detenida con rapidez.

«Un año siete meses del asesinato de mi hijo y todo ha sido muy rápido, lo que igual es una tranquilidad. Pertenezco a la Agrupación de Los Niños no se Tocan y hay mamitas que todavía no saben qué fue lo que les pasó a sus hijos, como la madre de Tomasito, que todavía no encuentra al culpable. Mientras que en el caso de nosotros todo fue bien rápido y eso, reitero, es un alivio, ya que existe un culpable y condenado».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre