Compañía regional de teatro Noche de Payasas, triunfa en Bogotá

0
81

«El objetivo es sacar risas y humor en un momento complicado que vive el continente en cuanto a la injusticias sociales. Generar una reflexión en torno a las demandas y las desigualdades que se viven cotidianamente en nuestro país, pero ahora adaptarla al contexto colombiano».

La compañía Noche de Payasas, perteneciente a la comuna de Coquimbo, tuvo su tarde de ensueño en el festival de «Mujeres en Escena por la Paz», realizado en la ciudad de Bogotá durante estos días, y que junta a lo mejor del mundo teatral en la actualidad. Las porteñas fueron las únicas representantes de Chile de manera presencial, en un evento que también es seguido por internet.

Desde la capital del país cafetero conversan con LA REGIÓN, y nos aseguran que se abren caminos para al artista local. Se expresaron con contingencia y lo adaptaron con éxito…

Porque la idea original de «Juntas en Resistencia», nombre de la obra, es la representación del malestar social que hubo en el país post 18 de octubre de 2019. Así levantaron una obra con las demandas del pueblo traspasadas al humor, al mundo de los payasos. Su éxito fue tan rápido que se ganaron boletos para montarlo a nivel internacional.

Esta es la historia de Valeska Flores, Consuelo Ramírez, Karen Avilés y Gabriela Ortiz, nacidas en la cuarta región y que hoy inflan el pecho desde el Caribe. La compañía viene saliendo de su presentación, que fue un éxito, adelantan. Aún le queda otra pendiente, ya que es un evento que contempla más de 100 funciones hasta este próximo domingo 15 de agosto.

Fueron seleccionadas entre 258 propuestas artísticas que se enviaron a la organización, de las cuales 34 son internacionales. Llegaron hace un par de días, han visitado poco por la pandemia, y vienen bajándose de las tablas. Sin embargo, lo que más valoran es el intercambio cultural en conversatorios, seminarios, talleres, laboratorios, con grandes mujeres artistas de todo el mundo.

«Es emocionante actuar fuera de tu país sobre una temática tan intensa como fue la revuelta social. Es un proceso por el cual Chile sigue en alerta, el país no ha dejado de movilizarse como algunos creen, y eso, llevarlo a una obra de payasas es todo un cuento entretenido», dice Karen Avilés, una de las viajeras.

Esta joven de 30 años, oriunda de La Serena, hizo sus estudios en la escuela de teatro La Olla en Santiago, pero tuvo mala suerte, ya que con los años la institución se declaró en quiebra. Lejos de abandonar el sueño de toda su vida, quiso seguir adelante con la meta que se había puesto desde que solo era una niña.

«Por eso llego a terminar mis estudios de actriz en el Teatro Puerto La Gaviota, en La Serena, donde obtengo mi certificado. Tras haber participado en varios festivales locales y haber estado en varias poblaciones mostrando nuestro arte, se da la chance de conocer a las chicas de esta maravillosa compañía. Lo paradójico es que entro como técnica en iluminación y música, ahora tengo un espacio también actuando, que es lo que más me gusta».

Su talento la hizo extender sus funciones hasta arriba del escenario, donde las papas queman. Ese donde dicen en la previa «mierda, mierda». En este contexto, supo ser parte de la obra que refleja los días en medio de las manifestaciones sociales que se vivieron en el país hace dos años, pero ambientado en el género humorístico y el mundo fascinante de los payasos. Eso sí, ahora tenía que tener tintes colombianos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre