Comunicado dando cuenta de racionamiento de agua en Illapel genera preocupación en la gente

0
356

En el pueblo de Peralillo dicen que quedaron sorprendidos con la llegada de los camiones y equipos para la construcción de esos pozos, por lo cual no permitieron faenas a los trabajadores de la compañía sanitaria, hicieron cortes de carretera y diversas manifestaciones.

Posteriormente se reunieron en una mesa de trabajo en la que participaron dirigentes comunales, gente común, autoridades de Peralillo e Illapel, representantes de Aguas del Valle y políticos de la zona. Tarea en la que hasta hace poco se llegó a un acuerdo, según la senadora Adriana Muñoz, que dijo que «pensamos en una idea que dejara conforme tanto a las comunidad de Illapel como a los vecinos de Peralillo».

El problema

Según el comunicado de Aguas del Valle, «nos hemos reunido con diversos dirigentes de Illapel para detallarles la crítica situación de escasez hídrica que afecta a la zona y las dificultades para ejecutar las obras de refuerzo del sistema de abastecimiento en la localidad de Peralillo, obras urgentes para asegurar la continuidad del suministro de agua potable en Illapel, cuyas familias, de otra forma, estarán en riesgo de tener que enfrentar racionamiento a partir de marzo».

«Las fuentes están al límite y estamos trabajando para continuar asegurando el abastecimiento de agua potable para las más de 32 mil habitantes de la zona», dijo el subgerente zonal Limarí-Choapa, Alejandro Salazar, de Aguas del Valle.

Hacen ver que en agosto estaba prevista la perforación de pozos de respaldo en Peralillo, «sin embargo, algunos residentes (de Peralillo) han impedido sistemáticamente el inicio de las obras según se indica en su comunicado».

Además, la sanitaria señala que «detalló a la comunidad el plan de racionamiento que se aplicaría en la zona urbana de Illapel a contar de marzo de no haber cambios, información que también fue entregada a las autoridades regionales, a la Superintendencia de Servicios Sanitarios, al Concejo Municipal y al alcalde subrogante de la comuna de Illapel».

Este comunicado molestó a la senadora Adriana Muñoz, quien dijo a Diario LA REGIÓN que «las juntas de vigilancia del río Illapel y el Choapa han contribuido generosamente y han cerrado un acuerdo con la empresa para suministrar y dirigir agua hacia Illapel. Esa agua está asegurada hasta junio. Que Aguas del Valle diga que Illapel está en inminente riesgo de quedar sin agua es una mentira, trabajamos de forma responsable en una mesa de diálogo con la comunidad, autoridades de gobierno y ellos mismos. Se llegó a un acuerdo de que la zona suministre los 70 litros por segundo que necesita Illapel».

«Decir que hoy Illapel se queda sin agua es falso y solo genera miedo en la gente, ellos no pueden dividir a la comunidad. Es un actuar irresponsable, y voy a hacer todo lo posible para terminar con la concesión de esta empresa», expresó la senadora.

LA EMPRESA

Pero Aguas del Valle responde diciendo que no pueden mentir y que la gente de Peralillo se resiste a suministrar el agua solicitada por la empresa para dirigirla a Illapel, entrando a desprestigiar a todas las autoridades que hemos estado trabajando allí en la búsqueda de una solución.

La senadora Muñoz reitera que «eso no puede hacerlo una empresa que tiene una concesión del Estado. Que Aguas del Valle diga que Illapel está en inminente riesgo de quedar sin agua es una mentira, trabajamos de forma responsable en una mesa de diálogo con la comunidad, autoridades de gobierno y ellos mismos. Se llegó a un acuerdo de que la zona suministre los 70 litros por segundo que necesita Illapel», señaló la presidenta del Senado.

EL GERENTE

El propio gerente de la empresa sanitaria, Andrés Nazer, se hace cargo del delicado tema y señala que «Anoche (martes), firmamos un acuerdo con la Junta de Vigilancia del Río Choapa, esfuerzo que valoramos profundamente. Si bien nos da una pequeña ventana de tiempo, está lejos de solucionar la situación. No podemos depender sólo de los embalses y una posible lluvia. Nuestro deber es garantizar el suministro y esto es insuficiente. Hemos compartido el estado hídrico de la provincia y nuestra preocupación por Illapel de manera permanente, tanto a la senadora Muñoz como a las demás autoridades de la comunidad de Peralillo e Illapel, dando siempre las garantías de que no habrá afectación.

Todos reconocen que la situación es complicada y reforzar las fuentes para la producción de agua potable es crítico», señala en la parte pertinente el comunicado emitido por Aguas del Valle, donde se expresó la opinión del gerente regional de la sanitaria.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre