«Con Daniel Palominos el arte estará en la calle»

0
91

Escultor, pintor y concejal electo por la comuna de La Serena, asegura que su trabajo estará principalmente basado en desarrollar lo que es la cultura, «sobre todo para las poblaciones».

Llegó por circunstancias. Harto de los políticos, un día dijo basta. Sin embargo, al ver «aires de cambios» decidió motivarse y la gente lo apoyó. Y ganó. Y es el nuevo concejal independiente con cupo por el PC en La Serena.

Y desde ese lugar, asegura el escultor Daniel Palominos, «puedo hacer más que desde afuera, y estaré fundamentalmente abocado a desarrollar lo que es la cultura y el arte, sobre todo para las poblaciones».

Suyas son obras emblemáticas en Coquimbo y en La Serena. Su último trabajo fue el memorial a Romario Veloz, asesinado por la bala de un militar en octubre de 2019 frente al terminal de buses de La Serena. Antes, el monumento a las víctimas de la Escuela Santa María de Iquique, ubicado en la Plaza España, pero que hace rato está en mal estado tras un accidente vehicular.

Palominos cuenta que tuvieron una conversación con el alcalde respecto a la obra, porque habrá una modificación en el lugar, «ya que pasará la carretera, y quedamos con la Comisión Centenario, quienes me encargaron ese trabajo, ver qué se podía hacer. Pero está todo en veremos, porque habrá que reubicar la obra».

Desde el municipio afirmaron que «actualmente la CUT está coordinando con la empresa concesionaria Sacyr para realizar su traslado, dado que las obras de la carretera van a afectar el sector en que se encuentra ubicado».

Restaurarlo

Palominos ya piensa en la reubicación, pero en un lugar «como llegando al Faro y que se recorte contra el cielo, lo que sería espectacular», asegura.

No obstante, técnicamente la obra no existe, «ya que no está aprobada por Monumentos Nacionales -tiene un permiso municipal- y ahora hay que realizar los trámites correspondientes e instalarla en un lugar que tenga dignidad, pues si la dejamos donde mismo pasará la carretera y al poner policarbonato quedará tapada y no se verá. En un comienzo mi idea era ubicarla en la bajada de La Antena, donde al subir y bajar se viera recortada, y era un muy buen lugar, pero a la gente que lo mandó a hacer le gustó donde está ahora».

Claro que ahora hay que retirarlo, restaurarlo y reubicarlo. ¿Será Palominos quien lo haga? «La restauración debería hacerla yo, aunque la otra vez pasé por la Casa de la Cultura de Coquimbo y pregunté qué pasaba con esto, y me dijeron que andaban buscando a alguien para restáuralo, cuando yo estoy vivo, yo hice esa cuestión (ríe). Hice una escultura de hormigón, un memorial al tsunami, y está botado, así que estoy esperando que se normalice esto y trataré de hacer presión para rescatarlo y darle el valor que corresponde».

Trabajar en esculturas ‘tipo homenaje’ se debe a que «los militares chilenos tienen 23 matanzas contra el pueblo. Hice el memorial a Romario porque quiero que la gente comience a tomarse los espacios y porque nuestra gente sea capaz de dejar un registro. Un artista pasa, se muere y no le permiten hacer nada, y si quieren hacer una escultura llaman a un gallo de Santiago…».

Malversación
institucionalizada

Vive en Las Compañías y allá apuntará al momento de trabajar como concejal. Dice que su línea de trabajo se basará en el desarrollo comunitario, cultural, «y que los jóvenes tengan sus espacios para desarrollar el arte, principalmente».

No le cabe en la cabeza que esta ciudad no le permita a un artista dejar su huella mientras pasa por esta vida, «por lo que debemos desarrollar a los escultores de acá, a los pintores, y sabe, me encantó que hayan pintado el costado del Emilio Schaffhauser, porque se abrió una ventana de colores justamente en un lugar donde hay muchas limitantes por Monumentos Nacionales. Ahora nuestros jóvenes van a tener que llenar de colores, no los edificios patrimoniales, pero sí muros que sean apropiados para hermosearlos, para que la gente disfrute del arte y porque el arte debe democratizarse y no estar en una galería, porque la gente de Las Compañías, por ejemplo, no viene a meterse a un museo, a una a galería».

A su juicio, el arte debe estar «en la calle, y en eso voy a trabajar con la gente de Las Compañías, con la gente de La Antena, de Tierras Blancas también, pues si bien es de otra comuna, estoy dispuesto a trabajar con la población…».

Cree Palominos que se pueden financiar muchas obras y desde ese punto de vista «trataré de cambiar la dinámica que existe, puesto que estoy seguro de que acá la malversación está institucionalizada, enquistada en estos espacios. Estamos llegando ocho personas nuevas al concejo municipal y la generación que pasó, o calló, o fue cómplice, no sé, pero callaron, por lo tanto vamos a tener que hacer alianzas para cambiarle el destino a esta cuestión, pues la corrupción no puede permanecer por tanto tiempo».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre