Coquimbo Unido le peleó el partido a la UC, pero terminó cayendo

0
228

El elenco cruzado dio vuelta un marcador adverso y terminó llevándose los puntos desde el Francisco Sánchez Rumoroso, al ganar por 3-2 al barbón. Cerca de 10 mil espectadores vieron en vivo el retorno de los aurinegros a Primera División.

Coquimbo Unido tuvo por el suelo a Universidad Católica, pero el actual campeón del fútbol chileno, tuvo el fútbol y la jerarquía necesaria para dar vuelta un marcador adverso y llevarse los tres puntos desde el estadio Francisco Sánchez Rumoroso.
El duelo fue sufrido. Pese a que Católica partió mejor con una ocasión de Felipe Gutiérrez, Coquimbo hizo valer la localía y le asestó dos golpes al tetracampeón. Primero con un penal de Joe Abrigo a los 25′ tras un codazo de Germán Lanaro que revisó el VAR, y luego a los 30′ con una palomita de Esteban Paredes.

La UC sufría, no reaccionaba y el duelo se veía cuesta arriba, porque los piratas de Patricio Graff con la intensa presión que ejercían en el medio, lograron recuperar varios balones y llevaron peligro a la portería defendida por el meta Sebastián Pérez.

Pero llegó el minuto 44′. Penal revisado nuevamente por el VAR por un golpe del arquero Rodrigo Formento sobre Clemente Montes y Fernando Zampedri anotó el descuento antes de irse al descanso.

UN SEGUNDO
TIEMPO DISTINTO

Para el complemento, el DT Cristian Paulucci mandó a la cancha a Diego Buonanotte y el «Enano» le cambió la cara a los cruzados. Comandó cada ataque y fue un constante dolor de cabeza para los defensores coquimbanos.

A Coquimbo Unido le dolió el descuento logrado por la visita al final del primer tiempo. No entró con los mismos bríos y el elenco de la franja comenzó a ganar constantemente los duelos en el mediocampo, generando un ataque con bastante volumen ofensivo.
A los 51′, Zampedri repitió tras un rebote en el área dejado por Formento y los cruzados crecían. Coquimbo emparejó algo el duelo y parecía que todo quedaba en empate, pero no.

A los 83′, Un error en la salida de Nicolás Berardo, generó una contra. Parecía que la defensa porteña despejaba, pero después vino un jugadón de Buonanotte que terminó en un centro atrás de Alfonso Parot y apareció el menos pensado: Raimundo Rebolledo desde el borde del área con un derechazo al ángulo puso el 3-2 y resultado final.

El resultado tal vez fue demasiado castigo para el equipo pirata que siempre fue adelante y luchó mano a mano con el actual campeón, mostrando que será aquel equipo intenso y que no se achica ante nadie, como tenía acostumbrado Graff en su anterior período.

De todas maneras fue una derrota y hay que sacar las conclusiones respectivas para no volver a cometer los mismos errores que los llevaron a perder los puntos en casa.
El próximo rival de Coquimbo Unido será Everton, a quien visitarán en Viña del Mar el próximo viernes a las 20 horas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre