Corte mantiene sentencia en caso de Rodrigo Jofré y familia cree que no se hizo justicia

0
248

Tras el juicio oral que condenó al individuo que atropelló al motociclista, dándole muerte y huyendo del lugar, defensa y querellantes pretendían anular el proceso. Sin embargo, el Tribunal de Alzada determinó que todo siguiera igual, y tanto el padre como la pareja de la víctima siguen pensando que el causante del accidente iba en estado de ebriedad y que por eso se dio a la fuga, algo que el tribunal desestimó.

Finalmente se cierra el capítulo final en el caso de Rodrigo Jofré. El día martes la Corte de Apelaciones de La Serena resolvió respecto a los recursos de nulidad presentados tanto por la defensa del imputado en el atropello con resultado de muerte, como la parte querellante, los familiares del motociclista embestido.

En definitiva, el Tribunal de Alzada decretó que no había necesidad de realizar un nuevo juicio ni tampoco dictaminar otra sentencia en el caso, por lo que se mantienen las penas que impuso el Tribunal Oral en lo Penal el pasado 23 de enero. De acuerdo a lo ya zanjado, el condenado deberá pagar con 540 días de cárcel por el cuasidelito de homicidio y 5 años de presidio por haberse dado a la fuga, además de cancelar una indemnización de $ 50 millones a la familia de la víctima.

Los hechos

Recordemos que Jofré, ingeniero civil y padre de dos hijos, fue impactado por una camioneta mientras hacía un reparto de sushi a un domicilio en Tierras Blancas, desde el emprendimiento que había levantado junto a un amigo en Coquimbo. El conductor del vehículo involucrado se dio a la fuga tras atropellar a Rodrigo, quien falleció minutos más tarde.

Este hecho ocurrió el 28 de agosto del 2020, y luego de más de dos años se había dado a conocer la condena para el chofer de la camioneta. Y es que, según dio por acreditado el tribunal, ese día, -28 de agosto-, a las 21:50 horas, la víctima fue arrollada por el sujeto hoy condenado cuando transitaba por Av. Eduardo Frei Montalva, en la comuna puerto, sin respetar las leyes de tránsito, muriendo el joven en el sitio del suceso y el conductor marchándose sin prestar ayuda, apareciendo sólo días después, cuando se entregó voluntariamente a las autoridades.

Pero al culminar el juicio oral las penas no dejaron conformes a ninguna de las dos partes. Por un lado, la defensa del imputado, encabezada por el abogado Raúl Castillo, consideró que no se le habían tomado en cuenta todas las atenuantes a su representado, como, por ejemplo, haber colaborado sustancialmente con la investigación, por lo que debía recalcularse la pena. Esto con la finalidad de que fuese menor a cinco años en total, lo que le permitiera al conductor de la camioneta obtener algún tipo de beneficio, como una pena sustitutiva.

Respecto a los querellantes, consideraron que la condena era demasiado baja, ya que dada la gravedad de lo ocurrido y que seguían sosteniendo -pese a que el tribunal no lo determinó así- que el sujeto iba conduciendo bajo la influencia del alcohol o derechamente en estado de ebriedad, el tiempo en la cárcel debió haber sido, a lo menos, de 8 años de presidio efectivo, 3 por el cuasidelito de homicidio y 5 por el delito de fuga. Además, sostenían que la indemnización debía alcanzar el monto de $ 100 millones. Pero ninguna de las aspiraciones tuvo éxito.

Reacciones

El abogado Carlo Silva, si bien manifestó que ni él ni la familia están del todo conformes con el fallo final, sí valoran que al menos el imputado no haya logrado que se le rebajara la condena. «Estábamos reclamando que no se le reconociera al imputado la irreprochable conducta anterior, pero el tribunal rechaza nuestra postura, por lo que la pena no es tan ejemplificadora como hubiésemos deseado. Al menos esta persona no podrá optar a alguna pena sustitutiva, que eso sí hubiese sido algo grave para nosotros».

Desde la familia de Rodrigo, su padre Rigoberto Jofré, aunque valoró que el proceso al fin terminara y que el imputado quedara tras las rejas, sostuvo que él como padre nunca logrará tener paz, pues está convencido de que el sujeto que atropelló a su hijo iba en estado de ebriedad y que pudo hacer algo más para salvar a Rodrigo.

«Trabajé muchos años en prevención de riesgos y sé lo importante que son los primeros momentos después de un accidente para prestar ayuda. Eso puede marcar la diferencia, pero esta persona no lo hizo. Fue negligente. Además se presenta justo tras las horas en que tenía que limpiar su cuerpo para que no apareciera alcohol en su sangre, así que hay muchas cosas que siempre van a estar rondando mi cabeza», expresó.

Eliset Hidalgo, pareja de Rodrigo y madre de sus hijos, tiene sentimientos encontrados. Por un lado siente que la justicia actuó, porque el sujeto irá a la cárcel, pero no lo hizo tan drásticamente como ella esperaba.

«Creo que cinco años pasan súper rápido, y Rodrigo no va a volver. Esperábamos mucho más. Siento que las leyes están muy mal hechas, ya que fue un homicidio igual, pero como fue de otra forma, le dan menos años. Yo espero que esta persona esté arrepentida de verdad, porque decía estarlo, pero a nosotros nunca se nos acercó. Insisto, en cinco años más nosotros vamos a seguir teniendo el mismo sentimiento de pena».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre