Decomisan 26 mil plantas de marihuana en Valle de Quilimarí

0
207

Conocidas son las quebradas de Caimanes, Cerro Blanco y Los Maquis para que narcoagricultores de la región de Coquimbo experimenten en el mundo del negocio de la marihuana. En ese contexto, la última investigación policial y de análisis criminal de la Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado, realizada a comienzos de semana, dejó como saldo el decomiso de 26 mil unidades de plantas de marihuana y más de 130 kilos de cannabis que estaban listas para su comercialización, en el sector de Quilimarí, en Los Vilos.

Al Corral Municipal de Los Vilos llegaron las autoridades locales que presenciaban una quema masiva de las plantas de droga, que fueron incautadas durante esta semana en un lugar azotado por las plantaciones ilegales.

Y es que el sol de la provincia del Choapa haría que las condiciones climatológicas sean perfectas para estos bandidos, que han armado un verdadero imperio de la cannabis.
La brigada aeropolicial de la PDI logró visualizar desde las alturas una plantación avaluada en más de 10 millones de dólares americanos. Un helicóptero sobrevolando fue clave para dar un golpe al mercado negro.

En coordinación con el Ministerio Público, la Prefectura Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado Centro planificó el trabajo junto a la Brianco Los Vilos durante tres días, dentro del Plan Cannabis 2022 de la PDI a nivel nacional.

Cerca de 50 funcionarios policiales se desplegaron por el territorio para participar del operativo que esta semana erradicó casi 30 mil unidades de plantas vivas de cannabis, además de 136,8 kilos de la droga procesada «a granel», lista para su distribución y comercialización.

«Esta labor policial significa un respiro para las comunidades que se encuentran en la cadena de este negocio ilegal, que ataca este problema de raíz en contra de las bandas que se dedican al financiamiento, cultivo, producción, distribución y comercialización de la droga, y que abastecen desde este territorio al resto del país», señalaron desde la PDI.

Sólo esta semana en Choapa se logró que 1 millón 500 mil dosis no llegarán adestino. «Así evitamos que se cometan una serie de delitos violentos, que atemorizan a la comunidad en los barrios y espacios públicos, y que están vinculados al tráfico de drogas», agregaron desde la Brigada Antinarcóticos.

La importancia de esta labor policial hace referencia a las pérdidas multimillonarias para estos grupos organizados, que dejarán de recibir casi 10 millones de dólares por las ventas de cannabis, lo que supera los 7 mil 430 millones de pesos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre