Denuncias se multiplican por un sector de Baquedano insalubre e inseguro

0
95

Con el paso del tiempo, el sector azotado por el desastre natural del 2015 quedó en total estado de abandono. Lo que era un terreno copado de empresas como hojalaterías y vulcas, así como también viviendas, fueron expropiadas por Serviu con el objetivo de levantar un plan maestro de reconstrucción que al parecer quedó en nada. Ese punto del Barrio Baquedano hoy está lleno de basura y sobre todo oscuro. No hay ni una luciérnaga que ilumine las desoladas calles, sólo gárgolas que atemorizaran a vecinos. Se interpuso una denuncia en Contraloría para buscar respuestas de autoridades del gobierno y municipales.

Las promesas de reconstruir un barrio azotado por el terremoto y posterior tsunami pareciesen llevárselas el viento, dice el vecino Ángel Reyes, quién vive por la calle Juan Antonio Ríos, es decir enfrente de la postal que usted observa en la foto principal de esta crónica. «Todos los días me toca ver este numerito», dice a LA REGIÓN.

El lugar se ha vuelto tétrico, con construcciones que parecen laberintos. Allí viven personas en situación de calle donde además se juntan personajes de todos los tipos. Tanto de esos que no molestan a nadie, como también los que acosan a estudiantes, realizan asaltos y arman grandes riñas. Además de prender peligrosas fogatas para capear el frío.

La situación es compleja en las calles Condell y Chacabuco, con un basural que no tiene nombre. Aunque don Ángel le pone uno: abandono.

PROYECTOS

«Hay peleas, consumo de drogas y alcohol, lo cierto es que sí hay presencia de Carabineros, pero da la sensación que como que los dejan vivir, hacer lo que quieran, ya que tienen sus carpas con nylon, y cuando andan haciendo maldades se escapan por todos lados, si tienen mucho espacio para darse a la fuga».

Tras la desgracia que azotó a los porteños del Barrio Baquedano la tarde del terremoto, donde más de 200 familias resultaron afectadas, de las cuales 121 decidieron permanecer en el sector restaurando sus viviendas con los beneficios entregados por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo, Minvu, según el grado de afectación en cada caso.

En ese contexto es que bajo el gobierno del presidente Sebastián Piñera se buscaba la regeneración de nueve manzanas de Baquedano y se contemplaba acciones y obras tendientes a dar respuesta a las problemáticas diagnosticadas, mediante la rehabilitación, construcción o reconstrucción de viviendas, plazas y un gran parque.

El ejecutivo anunció la inversión de aproximadamente 15 mil millones de pesos para focalizar una cartera de acciones, tanto a nivel de obras habitacionales y urbanas para el fortalecimiento de la organización social y convivencia comunitaria. Todo esto tras ser seleccionados como uno de los 6 barrios a nivel país que trabajarán con el «Programa de Regeneración de Conjuntos Habitacionales».

Uno que dice recibir día a día las quejas de los vecinos es el concejal Guido Hernández. El fiscalizador esboza haberse contactado con apoderados del Colegio Bernardo O’Higgins con respecto al temor que significa para los apoderados y alumnos pasar por esas calles a cualquier hora.

«Ingresé una denuncia en Contraloría en contra del Serviu en Coquimbo, por la incapacidad que han tenido de hacer cumplir un contrato a propósito de un proyecto de integración del Barrio Baquedano. Estamos hablando de un terreno que fue entregado por Serviu a una constructora, que iba a hacer un edificio de integración social, empresa que no ha cumplido con la básico, como hacer un cierre perimetral y tener limpia y segura el área», dijo el ex RN.

DEUDA

En esa línea, asegura que el drama debe ser subsanado con urgencia debido a las denuncias de ataques a mujeres y la insalubridad del sector.

«El foco de infección es evidente, es lamentable todo lo que están pasando los vecinos del sector y las personas que también transitan por ahí. Existe un claro incumplimiento del Serviu al permitir que esto siga así. Mi intención es que la Contraloría aclare qué motivos de fondo existen para que no se le exija a esta empresa que cumpla con sus compromisos».

Otros de los puntos levantados por el concejal fue la solicitud de un oficio al alcalde Alí Manouchehri con el objeto de que la autoridad comunal mandate a la dirección de obras la fiscalización a la empresa Pacal, en lo que respecta el segundo contrato.

«La directora de Serviu tiene atribuciones para poder exigir o multar si no se cumple con el contrato, me llama profundamente la atención porqué han sido tan displicentes y tan flexibles, teniendo en cuenta que acá estamos hablando de una irresponsabilidad gigante en cuanto a poner en riesgo la salud de las personas de la ciudad de Coquimbo con un basural de esas dimensiones, además de ser foco de la problemática más fuerte que viven hoy los chilenos, como lo es la delincuencia».

La construcción de un edificio en el barrio Baquedano (primera etapa del proyecto) tuvo a los trabajadores de la empresa reclamando por atrasos en los pagos y despidos injustificados. Más allá de tirarle la pelota al serviu, para el concejal Hernández la situación podría ayudar con un municipio que apure al menos en limpiar el barrio.

«No existe justificación para que Serviu les siga dando la pasada a esta empresa, es por eso que inicié esta acción en Contraloría. La incapacidad de hacer cumplir el contrato con la constructora a cargo del proyecto de integración, que los obliga a mantener la obra con vigilancia y aseo hasta la recepción municipal definitiva».

Y a agrega que «el alcalde tiene las facultades a treves de la dirección de obras de fiscalizar a la empresa, y si no cumple el poder paralizar. Desde el municipio además pudiesen limpiar el paseo peatonal, iluminar, y lamentablemente no lo han hecho», sentenció el concejal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre