Docentes y asistentes de la educación se capacitaron en convivencia escolar y salud mental

0
54

Cerca de 600 docentes y asistentes de la educación de establecimientos que reciben  financiamiento del estado se capacitaron en los talleres de convivencia escolar y salud mental con enfoque territorial en las provincias de Elqui, Limarí y Choapa, entre agosto y octubre, una iniciativa del Ministerio de Educación, a través del Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas (CPEIP) y en alianza con la Universidad de La Serena, como parte de la Política de Reactivación Educativa Integral “Seamos Comunidad”, cuyo primer eje es el Bienestar y la Convivencia Escolar.

Los talleres sobre habilidades socioemocionales y salud mental se diseñaron para ayudar a docentes y asistentes de la educación a abordar los problemas de convivencia y violencia escolar durante este año de retorno a la presencialidad, en que las denuncias sobre maltrato físico y psicológico entre estudiantes aumentaron en un 43% con respecto al promedio de los años 2018 y 2019.

La Seremi de Educación, Cecilia Ramírez Chávez dio a conocer que “se realizaron los talleres de “Convivencia Escolar y Bienestar socioemocional” y de “Salud mental y autocuidado psicológico” enmarcados en la Política de Reactivación Educativa Integral ‘Seamos Comunidad’ que ha impulsado este año nuestro Ministerio de Educación. En la región fueron capacitados  574 profesores, profesoras y asistentes de la educación para que pudieran contar con mayores herramientas para ayudar a las y los estudiantes en manejo de crisis. Agradecemos esta alianza con la Universidad de La Serena que nos permitió realizar los talleres dictados por académicas (os) de la Escuela de Psicología, para abordar los efectos que nos dejó la pandemia en las comunidades educativas, desde una mirada sistémica, integral, contextualizada y estratégica y pertinente a los territorios. Como Ministerio de Educación tenemos una tarea no solo con las brechas de aprendizaje asociadas a las asignaturas del currículum, sino también a la formación integral de niñas, niños, adolescentes, personas jóvenes y adultas, para llevar a cabo este cambio en el paradigma educativo que presentó nuestro Ministro Marco Antonio Ávila”, enfatizó.

La Universidad de La Serena dictó 14 talleres en la región, 7 talleres de salud mental, bienestar socioemocional y autocuidado y 7 talleres de convivencia escolar. La Rectora de la ULS, Luperfina Rojas Escobar destacó que “como Universidad de La Serena valoramos esta posibilidad de trabajar en forma conjunta con el Ministerio de Educación, que nos ha permitido capacitar a docentes, educadores y directivos de nuestra Región de Coquimbo en temas tan relevantes el día de hoy, como son la convivencia escolar, la salud mental y el bienestar psicológico. Todas estas temáticas son con pertinencia local, ya que nos han  permitido trabajar con el territorio, las comunidades y por sobre todo, con el sistema de educación a nivel nacional. Hemos transmitido conocimientos y experiencias de las académicas y académicos del Departamento de Psicología, quienes han sido los encargados de desarrollar estas capacitaciones”, aseveró.

Los talleres fueron impartidos por un equipo de académicas (os) más profesionales de apoyo logístico del Departamento de Psicología de la Universidad de La Serena. Su directora, la doctora María Lourdes Campos expresó que “asumimos el compromiso con “Seamos Comunidad”. Interactuar con los líderes pedagógicos y levantar sus necesidades. Por una parte, “salud mental y autocuidado” con transtornos clínicos de riesgo que se están presentando en los espacios educativos. Y abordar el desafío de la “convivencia escolar y el bienestar socioemocional” en cómo podemos cuidar a cada actor, a los equipos y al espacio colectivo, en avanzar para disminuir los indicadores de violencia, el riesgo de ideas suicidas, que está presente principalmente en estudiantes en etapa adolescente. Ha sido una experiencia muy valiosa en que hemos transferido estrategias y métodos para favorecer un bienestar y convivencia positiva y constructiva”, resaltó.

Una de las profesoras que se capacitó es Mirtha Pérez Hinojosa, del colegio Bernarda Morín, sector Antena en La Serena, quien señaló que los contenidos le han permitido “fortalecer la innovación pedagógica, trabajar siempre con la contención emocional de los estudiantes, apoyarlos en el proceso y acompañarlos en su retorno a clases presenciales”. Sobre la situación de estudiantes dice que “en mi contexto, los índices de vulnerabilidad son importantes. En su mayoría son de familias en que están solos. Trabajar con ellos fue difícil. Afortunadamente tenemos muy bajos índices de violencia, por el sello deportivo del colegio que nos apoya mucho en el trabajo en equipo, en competencias, en las disciplinas”. Agregó que “trabajar con ellos desde el cariño y el afecto es la base. Hemos trabajado la salud mental, a través del hermoseamiento del colegio, del cuidado del medioambiente, cuerpo y mente sana, una salud integral.”

De cómo afectó la pandemia la salud mental de estudiantes, el director del colegio Bernarda Morín, Jaime Gómez Rivera afirmó que “este ha sido un año duro, muy difícil, pero que tiene dos caras. Una del primer semestre donde hubo que trabajar mucho con niños que tenían problemas psicológicos. Con el apoyo de las asistentes sociales de la Corporación se derivaron a los Cesfam y también a algunos apoderados. Poco a poco la hemos ido superando. El segundo semestre ha sido tranquilo, bien fructífero y beneficioso. Lo que más nos ha ayudado ha sido el sello deportivo, de alimentación y vida saludable. Que ha permitido apoyar a los niños con actividades deportivas, a través del deporte, en atletismo, natación, tenis de mesa y pádel”.

De las problemáticas con el retorno a las clases presenciales, la psicóloga del colegio Bernarda Morín, Samantha Flores Leal indicó que “son distintas no solo a nivel de estudiantes, sino que afectó a todos los estamentos con una sobrecarga emocional. A nivel de convivencia escolar se observaron desajustes de regulación conductual, considerando que niños no habían estado escolarizados e hicieron su kínder y primero básico en plataformas en línea. Con los más grandes situaciones en torno a las redes sociales. En convivencia escolar grandes problemas no tuvimos, debido a que nos planificamos  para trabajar con inspectoría general. A nivel interpersonal, actividades de autocuidado, participación en talleres, pero siempre mucho diálogo y muchas actividades deportivas durante todo el año”.

Los talleres surgieron de un acuerdo de cooperación y colaboración entre el Mineduc, a través de su Centro de Perfeccionamiento, Experimentación e Investigaciones Pedagógicas, el Consorcio de Universidades del Estado de Chile y la Universidad Austral, y contó además con la colaboración del Minsal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre