El descalabro que generó el paro de camioneros en la zona

0
122

Personas durmiendo en los vehículos en plena carretera, o pasajeros de buses interprovinciales que se bajaban de las máquinas para continuar la ruta «a pata» hacia el ingreso sur de Coquimbo, fueron las postales que dejó el paro de camioneros en el sector de la Ruta 5 a la altura de el Panul y en la Ruta D-43 en Andacollo.

Un verdadero caos dejó la movilización que llevaron a cabo un centenar de camioneros en la zona, que se quejaban de una escalada de violencia en la macrozona sur que los tiene inquietos de sobremanera.

Pero no solo el conflicto que se vive en la Araucanía los aterra al volante, sino que también una serie de atracos sucedidos en la región de Coquimbo, que parecieran justificar lo sucedido en la jornada del martes.

«En el peaje de Tongoy prácticamente no se puede estacionar, te ponen la pistola en la cabeza y te rodea una banda de cinco personas y quedas indefenso, a merced de la soledad de la noche y también a plena luz del día. Hace una semana, un camión de los míos fue brutalmente asaltado en el peaje de Huentelauquen, nos quitaron todos los insumos mineros que llevaba la carga, overoles, antiparras y cascos, simplemente ya no podemos más con la delincuencia», señaló uno de los voceros del movimiento en Coquimbo, don Mirko Carrazana.

Pero no solo de seguridad hablan estos trabajadores, pues también piden mejores condiciones laborales.

Cerca de las 21 horas del pasado lunes comenzaron a instalarse los primeros camioneros y transportistas de la región de Coquimbo, que provocaron cortes intermitentes de la Ruta 5 norte, esto tras el llamado del gremio a nivel nacional.

La misma situación se repitió en las regiones de Antofagasta, Valparaíso, Bío Bío y otras localidades, esto por la exigencia al Gobierno entrante de mejores condiciones laborales y de seguridad en la ruta.

Lo anterior provocó que, por ejemplo, los camiones recolectores de basura permanecen cargados de residuos domiciliarios desde antes de ayer, sin poder descargar aún en el relleno sanitario.

Y aunque todo se manejaba desde el nivel central en cuanto a las negociaciones, autoridades locales llegaban hasta el sector El Panul para intentar amainar los ánimos de la movilización. Los dirigentes en Coquimbo se comunicaban cada una hora con los líderes en Santiago y Antofagasta, pero con el paso de las horas la negociación se trababa con los dichos de la ministra del interior Izkia Siches (despejar la ruta a las 17 horas) que fueron catalogados como una amenaza por parte de los de los dirigentes de camiones.

El delegado presidencial Rubén Quezada, quien, tras conversaciones con los representantes y líderes de la movilización, logró al menos habilitar una pista de sur a norte y así descongestionar un poco el acceso sur del puerto de Coquimbo.

Misma situación se repite en otros puntos de la zona, como la que se registró en la Ruta D-43 a la altura del cruce El Peñón, lugar donde Carabineros desplegó presencia preventiva permanente con el fin de dar la mayor fluidez posible y evitar accidentes de tránsito
«Voy hacia La Serena y me voy a pie porque no aguanto más, no puedo seguir esperando, el taco se forma un poco antes de Totoralillo y necesito continuar mi camino», decía el pasajero de un bus que empezaba a caminar por plena ruta.

A través de un comunicado, el Gobierno del Presidente Gabriel Boric instruyó a Carabineros de Chile a concurrir hacia los puntos bloqueados para hacer cumplir la ley de conformidad a la ley de Seguridad del Estado.

Hasta las 23 horas de la noche del martes, el conflicto no se destrababa y se esperaba que Carabineros desaloje a medianoche.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre