Escuchas telefónicas fueron claves para caída del «Chuma» en Argentina

0
131

Miguel Alejandro Vega Pérez (29), conocido en el mundo del hampa como el «Chuma», principal sospechoso del doble homicidio registrado en enero en Ovalle, se encontraba prófugo hace cuatro meses en el país trasandino. Era buscado intensamente al otro lado de la cordillera luego que se fugara de una comisaría.

La división Interpol de la Policía Federal Argentina finalmente lo encontró la madrugada del jueves en el barrio Villegas de Ciudad Evita, localidad a 20 kilómetros de Buenos Aires. Fue hallado armado, movilizado en un Volkswagen Gol Trend robado y con patente cambiada. Se espera dentro de las próximas horas se agilice el proceso de extradición, donde dos detectives PDI viajarían a buscarlo. Escuchas telefónicas con su pareja fueron clave para el arresto.

LA CAÍDA

Con un abrigo largo y de color blanco fue divisado el imputado mientras manejaba por la vía pública. Llevaba además en el interior del auto otras patentes falsificadas, un revólver calibre 22 con dos balas en el tambor y una pistola del mismo calibre, con cuatro municiones en el cargador. Como si hubiese continuado en sus andanzas. Así, detectives de la División Investigación Federal de Fugitivos y Extradiciones del Departamento Interpol de la Policía Federal Argentina (PFA) lo pillaron en la calle El Leñatero.

El operativo levantado habría sido de larga data, pues la policía argentina lo habría tenido completamente identificado esa tarde, por lo que solo se estaba a la espera de un buen momento para actuar y arrestarlo.

En ese contexto, las cámaras de seguridad fueron una clave inicial para llegar hasta Vega Pérez. De punto fijo lo tenía vigilado, todas las maniobras y ayudas que recibía de contactos que iba teniendo en país trasandino estaban bajo la lupa de la denominada «federal». Le pincharon el teléfono y siguieron su ruta desde que huyó enigmáticamente de la comisaría.

«Analizamos las llamadas de un celular que Vega empleaba antes, y de ahí identificamos a otros dos chilenos con los que se contactaba y a dos personas de su entorno, entre ellas su pareja. Así pudimos tener escuchas directas, achicar el campo de búsqueda y ubicarlo primero por la zona del barrio 9 de Abril en Esteban Echeverría, después en Merlo y finalmente donde lo detuvimos, en Ciudad Evita», explicaban desde PFA.

Lo capturaron con las llaves del auto en la mano, al momento de querer ir hacia un lugar en su vehículo. No ofreció resistencia, contaron fuentes policiales a este medio. Maximiliano Magnamara, subprefecto de la Oficina Central de la Interpol Santiago, señaló que la captura del Chuma se dio a altas horas de la noche del miércoles, ante la alerta roja de captura internacional que tenía la Brigada de homicidios de La Serena, más una orden de captura emitida por un tribunal argentino.

La causa de su recaptura está a cargo de la justicia porteña, y la extradición en manos del juez federal Julián Ercolini. Por su fuga hubo tres policías argentinos que inicialmente fueron detenidos y quedaron imputados, luego sumariados y pasados a disponibilidad de la justicia.

«En estos momentos (ayer por la tarde), el detenido se encuentra en dependencias de la Policía Federal Argentina y debiese enfrentar a la justicia de ese país. Luego viene el proceso de extradición, en que, de concretarse, dos oficiales de la policía viajarían a buscar al imputado», dijo el subprefecto Magnamara.

SECUENCIA DE
UNA ESCAPADA

Cabe recordar que a Vega Pérez lo acusan de matar a tiros a Jhans Alejandro Ceballos y su hija Agustina, de seis años. El relato hace referencia a que ambas víctimas fueron abordadas mientras iban en un auto. El imputado, junto a otros sicarios, los siguieron en una persecución por las calles de la población ovallina El Mirador 2.

Las razones de qué porqué este hombre abrió fuego sin contemplación aún se desconocen y sería una de los principales enigmas por destrabar en este doble homicidio. Sin embargo, en la Perla del Limarí prometen que no fue un crimen para ejecutar un robo, sino que habría sido una vendetta, donde también se habla de la presencia del negocio de las drogas y causas pendientes.

Susana Ite, madre de Jhans Ceballos y abuela de Agustina, presuntas víctimas de Vega Pérez, valoró la nueva detención del acusado de dar muerte a su hijo y única nieta. «Es una buena noticia saber que este asesino volvió a ser capturado, no era posible que se haya escapado impune, es una sensación de paz la que tiene la familia con esta noticia, pero ahora queda lo más importante, y eso es que haya justicia, que este criminal pague», sostuvo.

La mujer había asegurado que familiares del entonces prófugo habían amenazado desde un comienzo que el detenido en Argentina no duraría mucho privado libertad, ya que harían todo lo posible, «soltando todos los millones», para evitar su encarcelamiento. «Se cumplió lo que prometieron, como es posible que haya escapado así, hubo algo claramente, dinero por debajo, soborno», dijo enfadada. De hecho, amenazó con presentar una querella contra la policía argentina ante lo que ella había denunciado como una presunta y clara negligencia desde el otro lado de la cordillera.

El jueves 2 de junio lo detuvo la Policía Federal, pero el sábado 4 escapó del anexo de la Comisaría Vecinal 1C de la fuerza porteña, ubicada en la calle San José 1224 de Constitución. Según publicó Periodismo sin Censura, y replicado por LA REGIÓN, el «Chuma» engañó a los sargentos al cambiar sus vestimentas con las de un hombre que estaba en el lugar, un detenido que salía excarcelado, y escapó descaradamente.

El fiscal de Coquimbo, Herbert Rohde, confirmó que la noticia de la recaptura del imputado llegó desde Argentina vía telefónica, siendo familiares de las víctimas en Ovalle unos de los primeros en enterarse.

Agregó que tras la detención del imputado en Buenos Aires se retomará la solicitud de formalización en ausencia a través del Juzgado de Garantía de Ovalle y el proceso de extradición.

«Luego de eso procede la tramitación con la ilustrísima Corte de Apelaciones de La Serena y luego interviene el Ministerio de Relaciones Exteriores, autoridades administrativas y judiciales de la República Argentina», señaló el fiscal Rohde.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre