Familia de conductor de aplicación asesinado se querella y acusa a imputados de actuar con “crueldad”

0
133

El abogado Juan Carlos Manríquez indicó que “en representación de la hermana de la víctima hemos presentado una querella por el delito de secuestro con homicidio en contra de los imputados, mayores y menores de edad, pidiendo que la investigación se extienda a todos los otros, dejando en claro que únicamente cabe en este caso imponer la pena de presidio perpetuo calificado, y para los menores el plazo máximo de internación, no permitiéndoles cumplir esa condena en un establecimiento para menores de edad cuando cumplan 18 años, atendido su altísimo nivel de peligrosidad”.

El 31 de enero pasado fue encontrado el cuerpo de Héctor Saavedra Díaz, de 46 años, quien trabajaba como conductor de aplicaciones móviles en la Región de Coquimbo. Hoy se encuentran imputados del asesinato tres adolescentes, y durante esta jornada se sumó un nuevo interviniente a la causa: la familia de la víctima, quien presentó una querella contra los jóvenes -y todos quienes resulten responsables- por el del delito de secuestro con homicidio.

La acción legal, patrocinada por el abogado Juan Carlos Manríquez, relata que los querellados, “sin conmiseración alguna, actuando con total frialdad y prevalimiento del engaño y de las condiciones de indefensión de la víctima, lo habían secuestrado, maltratado con el fin de arrancarle decisiones, robarle y finalmente asesinarlo, llegando incluso a dejar su cuerpo expósito en la vía pública, lanzándolo a la berma de la carretera. Vale decir, con una crueldad y una malicia extrema”.

El documento agrega que “los querellados y sus compinches, mayores y menores de edad, actuando en grupo o pandilla, con superioridad de número y fuerzas, y agregando total ignominia al hecho, abordaron, retuvieron contra su voluntad a la víctima, no lo dejaron ir, lo llevaron hasta un lugar apartado de donde no lo dejaron escapar, y lo mataron con alevosía y sobreseguro”.

De acuerdo a la querella y la investigación del Ministerio Público, el 30 de enero “a las 17:36 Héctor Saavedra tomó una ‘carrera’ por la aplicación InDriver a un usuario llamado Dylan”. Esa fue la última vez que se supo del trabajador, por lo que sus compañeros de trabajo iniciaron una intensa búsqueda, que dio resultados cuando al día siguiente, en las cercanías del Panúl, fueron hallados los restos de la víctima.

Se estableció que dos adolescentes de 17 años y una joven 14 años -junto a otras personas aún sin identificar- son los presuntos responsables. Por eso, la acción legal indica que “no es sostenible que por tratarse en un caso de personas en formación no capten plenamente la antijuridicidad de sus conductas, o que intervenir en esta ejecución no fuera voluntario o actuaron por error, atendidas las circunstancias conocidas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre