Firma mensual y vigilancia del Sename para menores que dispararon a tres estudiantes

0
166

Los tres sujetos fueron formalizados el día de ayer por amenazas y lesiones en contra de los alumnos frente a colegio Francisco Coll. Uno de los adolescentes de 15 años había sido detenido el día martes por porte de arma blanca y amenazas.

En menos de una hora, apoderados y alumnos del Colegio Francisco Coll de Las Compañías pasaron de un episodio violento a otro. Durante los incidentes, casi todos los presentes que se encontraban en el frontis de la escuela, lograron resguardarse, amedrentados por un joven de iniciales A.N.B.F.

Los hechos, que fueron relatados en la formalización de los tres sujetos involucrados en una balacera el día miércoles en las afueras del establecimiento educacional de calle Guatemala, dan cuenta de la violencia con la que actuó uno de ellos, incluso con la madre de unos los jóvenes heridos.

Por lo mismo, el Juzgado de Garantía de La Serena dejó sujeto a las medidas cautelares de firma mensual y prohibición de acercarse a las víctimas, a A.N.B.F. imputado por el Ministerio Público como autor de un delito de amenazas.

Además, se decretó la vigilancia del Servicio Nacional de Menores (Sename) y prohibición de acercarse a las víctimas a dos adolescentes de 15 años, imputados como autores de lesiones menos graves.

Por segunda vez

No fue una tarde cualquiera para la comunidad estudiantil, que recién esta semana cumplía su tercer día de clases luego de las vacaciones de invierno extendidas que dio el gobierno.
«Primera vez que pasa algo así afuera del colegio, pues es un sector dentro de todo tranquilo y menos uno se iba a imaginar que fueran a esperar a un alumno para dispararle», cuenta una apoderada del colegio que a esa hora se encontraba esperando a su hija menor.

Dice haber llegado unos 15 minutos «más menos antes de escuchar gritos y un disparo. No sé si hubo más, pero con el miedo arranqué, no me di mi cuenta», agrega.

Todo inició a eso de las 15:30 horas cuando el imputado A.N.B.F. disparó con una pistola de aire comprimido a los alumnos del establecimiento, lesionando a un menor de 16 años, que resultó con una herida de perdigón en su mejilla derecha y múltiples cortes en la mano de carácter menos grave, siendo auxiliado por su madre, a quien, sin ningún miramiento, el imputado también amenazó con dispararle si no se movía del lugar.

Posteriormente el sujeto se retiró, no sin antes dejar una sensación de temor e incertidumbre en quienes se encontraban en el sitio. La calma, pese a todo, volvía a los minutos, ya que nadie se imaginaba que el mismo autor de los disparos volvería más tarde para sembrar nuevamente el terror.

Y lo hizo. Pues según reconoció el ente persecutor, una hora más tarde el imputado regresa al lugar acompañado de dos menores de edad, quienes comenzaron a lanzar piedras contra los estudiantes y el colegio, causando lesiones de carácter menos grave a un alumno en sus manos, mientras que A.N.B.F. volvió a disparar la pistola de aire comprimido dejando lesionado a otro estudiante con una herida de perdigón en la ceja derecha.

En la audiencia de formalización, el magistrado Claudio Ayala acogió la solicitud de la Fiscalía respecto a las medidas cautelares y fijó en 60 días el plazo de investigación. En tanto, a solicitud del Ministerio Público, para el 16 de agosto se agendó audiencia de acuerdo reparatorio, que es una de las salidas alternativas en un proceso penal en que la o él acusado debe realizar una o más acciones concretas para extinguir su responsabilidad en la causa.

Según indicó Carabineros, uno de los adolescentes de 15 años había sido detenido el día martes por porte de arma blanca y amenazas.

El recinto declinó entregar una declaración respecto a lo ocurrido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre