Gremio de funcionarios municipales de Coquimbo preocupados por iniminente término de contratos

0
1140

Hay molestia en Asemuch tras notificaciones del municipio de Coquimbo por no renovación a funcionarios de modalidad a contrata.

Un nuevo periodo de despidos se vive al interior de la municipalidad de Coquimbo, motivo que tiene molestos a los principales dirigentes gremiales de la casa edilicia porteña. Ayer y el jueves pasado, se habría terminado de notificar el despido a una serie de funcionarios a contrata que cumplen vínculo hasta el 31 de diciembre. La ley exige avisar con anticipación a los afectados y eso habría pasado efectivamente durante las últimas horas encendiendo las alarmas en la comunidad. En Asemuch rechazaron la medida, acusando que en paralelo, la administración Manouchehri continuaría realizando fichajes en diferentes unidades de la «muni».

La molestia puntal de la organización que lidera el conductor de vehículos fiscales, Daniel Alcayaga, es que han existido incumplimientos a las promesas que Alí hizo en campaña. Discurso que supuestamente haría referencia a revisar caso a caso el tema de los despidos, previo a una evaluación exhaustiva de cada jefe de área para determinar si el trabajador merecía o no continuar prestando servicios.Lo anterior fue catalogado como el episodio más traumático del cambio de mando Pereira-Manouchehri.

«Entendemos que nada de eso ha ocurrido y que se están dando por término a trabajadores a contratas, siendo que todos los años se revisaban. Uno entiende el fondo de todo esto, con una crisis municipal sin precedentes, pero no compartimos el fondo de cómo se están haciendo las cosas. Es lamentable seguir dejando cesantes justo ahora en épocas importantes como las fiestas de final de año, nadie merece quedarse sin su sustento en la navidad».

La decepción que emana de algunos sectores de funcionaros es muy grande. El dirigente pone la crítica en que no hubo instancias para sentarse a conversar sobre la labor de algunos personajes cesados, de la cual recaen años de experiencia en el municipio. No hubo espacio para defensas coorporativas ni nada por el estilo. Así, el gremio apunta a una supuesta falta de comunicación de la entidad. Dice que la añorada reunión con el alcalde aún no puede ver la luz, y que la municipalidad se ha encargado de enviar señales equivocadas a la hora de manejar la crisis.

«Uno entendería la decisión, sin embargo, durante la semana pasada, la municipalidad integró a dos nuevas personas para trabajar en Fomento Productivo con sueldos de 1,5 millones cada uno. Entonces uno realmente no entiende cual es razón para llevar a cabo todos estos despidos, si mientras tanto sigues realizando contrataciones como si nada pasara.»

La sobrepoblación de funcionarios municipales ha sido una de las tesis más argumentadas por el equipo jurídico del ex futbolista para justificar la política de despidos masivos. Hasta la fecha, más 300 funcionarios han sido sacados de la nueva administración que asumió a fines de junio, la mayoría bajo la modalidad de honorarios. Aquello se dio en el primer mes de arribado el nuevo jefe comunal, con críticas nuevamente a la forma de cómo se concretaron la entrega de sobres azules: por correos electrónicos en un gran porcentaje.

«Existe una sobrepoblación y eso no lo negamos, pero claramente se pueden reubicar en otros lugares donde se le pueda sacar un mejor desempeño a estas personas. Insisto, no sacamos nada con seguir teniendo estas políticas de austeridad cuando por al lado sigues contratando más gente, le pagas a asistentes de concejales, en definitiva haces cosas que no van en la línea de la austeridad».

De no concretarse las reuniones, Asemuch asegura que evaluarán movilizaciones y protestas para hacer fuerza. «Hemos sido menoscabados, pisoteados, eso no puede seguir así»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre