Innovadora planta industrial de reciclaje busca solucionar grave problemática ambiental de vertedero El Panul

0
361

La propuesta se basa en estudios de reconocidas experiencias exitosas en Dinamarca y Argentina, e impactaría de forma inmediata en resolver la grave emergencia ambiental del vertedero El Panul, generando una alta empleabilidad y el mejoramiento de la calidad de vida de las cuatro comunas (Andacollo, Coquimbo, La Serena y La Higuera) instalando un programa de encadenamiento productivo a través del reciclaje.

El colapso hace años del vertedero El Panul, de Coquimbo, que provoca un grave daño ambiental y de insalubridad pública, el interés del Consejo Regional en el modelo del Parque de Tecnologías Ambientales de San Juan y los estudios ya realizados por el Gobierno Regional de Coquimbo para un Centro de Manejo Integral de residuos domiciliarios, reflota la urgente necesidad de dar una solución definitiva a esta permanente problemática medioambiental.

Por tal motivo, y tomando la contingencia actual sobre nula ejecución presupuestaría 2022 de la Municipalidad de Andacollo, se propone contar con un modelo de Planta Industrial de Reciclaje a gran escala, que podría incluso incluir a más comunas de la zona y crear centros de manejo, acopio, reciclaje y reutilización en todas las comunas de la región, con un trabajo coordinado con las organizaciones y empresas recicladoras de base, que llevan años realizando esta labor.

Economía
circular

Eduardo Duarte, uno de los impulsores principales de esta iniciativa, explica que «es importante socializar un proyecto de esta envergadura, una Planta Industrial de Reciclaje instalada en Andacollo en primer término logra resolver otro problema futuro al instalar la economía circular como un cambio inicial de la matriz económica, para contener el duro golpe al empleo que vendrá cuando los recursos minerales se agoten o sea inviable su extracción a gran escala, y principalmente descentraliza de las grandes urbes regionales dicha problemática».

Agrega que «la propuesta, si se implementa con la tecnología ya probada en Dinamarca, incluso puede generar energía eléctrica para abastecer a más de 30 mil hogares, escuelas, centros culturales, centros comunitarios, hospitales, por lo que tiene innumerables efectos positivos. Es toda una revolución, no solo de cómo relacionarnos con nuestros desechos y residuos domiciliarios, sino también concientizarnos en qué compramos y cómo compramos, para preferir productos y servicios no contaminantes o de alta capacidad de reciclaje y reutilización».

Recalca que «hablamos de entrar de lleno a la sustentabilidad y el ecodesarrollo con un centro de estudios e innovación del reciclaje. Esta importante iniciativa debe estar diseñada con un programa de acompañamiento en educación ambiental, para todos los hogares (reciclaje, compost, concientización, etc.) y otro programa de subvención familiar para la selección domiciliaria de la basura (bolsas, basureros para la clasificación de la basura, etc.)».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre