«Ipanema» deberá someterse a evaluación ambiental y Gobierno pide «tranquilidad» a quienes usaron subsidio para vivienda

0
279

Un revés tuvo la inmobiliaria Isiete luego que la directora del SEA, Claudia Martínez, fijara que la iniciativa debe someterse a revisión por su eventual daño al ecosistema si quiere construir departamentos en predios aledaños a la desembocadura del río.

La empresa en silencio, un «precedente» para el concejal Félix Velasco, mientras que el diputado Daniel Núñez dice que las personas deben «optar» a otro proyecto, todo en medio del proceso para que el área sea declarada como Humedal Urbano.

De manera «obligatoria», el proyecto «Condominio Ipanema», de la inmobiliaria Isiete, deberá ingresar al Sistema de Evaluación Ambiental (SEIA) si desea persistir en la construcción de dos torres con 297 departamentos en terrenos aledaños al río Elqui. Ello, luego que la directora del Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), Claudia Martínez, decidiera que la iniciativa tiene que ingresar a revisión por su eventual afectación al ecosistema.

Fue la propia empresa, representada por César Repetto, quién realizó una «Consulta de Pertinencia» al SEA -ingresada en septiembre del 2021- respecto de la oportunidad de edificar y operar las torres de 14 pisos en una superficie total proyectada a construir de 22.597,22 m2, contigua a ese entorno natural.

Un mes antes, diversas agrupaciones sociales y ambientales alertaron las labores de limpieza con maquinaria pesada, remoción de especies vegetales y cercado del terreno, que Isiete efectuaba en el sector, lo que produjo la indignación de la ciudadanía. A ella se sumaron diversas autoridades comunales y parlamentarias, solicitando proteger el lugar, lo que terminó con el anuncio del Ministerio del Medio Ambiente de iniciar un proceso de declaración de Humedal Urbano en la desembocadura del río Elqui.

Posterior a aquello, la firma suspende voluntariamente las actividades de obras civiles.
En la resolución firmada por Martínez, se establece que «el proyecto se inserta en el área correspondiente al Humedal de la Desembocadura del Rio Elqui, el que a través de la Resolución N°960, del 3 de septiembre de 2021, se dio inicio a un proceso de declaración, de oficio, por el Ministerio del Medio Ambiente». Además, considera el dictamen NºE157665 de la Contraloría General de la República, que señala que «los proyectos que afecten humedales deben someterse al sistema de evaluación de impacto ambiental», aun cuando no haya mediado la declaración de Humedal Urbano.

«El artículo 3° letra s) del Reglamento del SEIA establece que el criterio afecta a «la ejecución de obras o actividades que puedan significar una alteración física o química a los componentes bióticos, a sus interacciones o a los flujos ecosistémicos de humedales que se encuentran total o parcialmente dentro del límite urbano, y que impliquen su relleno, drenaje, secado, extracción de caudales o de áridos, indistintamente de su superficie».

Diario La Región buscó la declaración de Isiete por el pronunciamiento del SEA, y si bien se espera que en las próximas horas podría emitir algún comunicado, al cierre de esta nota no hubo respuesta.

Para el SEA, sin embargo, se podrán deducirse los recursos administrativos, de reposición y jerárquico para detener el alcance de dicha resolución. El plazo para interponerlo es de «5 días contados de la notificación del presente acto, sin perjuicio de la interposición de otros recursos procedentes».

«Tranquilidad»

Abel Espinoza, seremi de Vivienda y Urbanismo en Coquimbo, comenta que es muy importante cumplir con la normativa vigente, puesto que la Contraloría incluso había cambiado el criterio de exigir a los privados a concurrir al SEIA en estos casos, aun cuando el área no haya sido declarada como Humedal Urbano.

Estima que es probable que el proyecto se retrase en su ejecución, por lo que pide «tranquilidad» a las personas que recibieron subsidios para comprar uno de los departamentos de Ipanema -iniciativa de integración social- y afirma que dicho beneficio no se perderá. «Las familias pueden tomar la decisión de mantenerse a la espera de lo que indique el Servicio de Evaluación de Impacto Ambiental, o también buscar otro proyecto de integración social».

Reacciones

Félix Velasco, concejal de La Serena, sostiene que la resolución del SEA deja clara la impresión que las instituciones deben funcionar, y marca un «precedente» para las direcciones de obras municipales del país -incluida la del propio municipio serenense- a actualizar sus procedimientos administrativos. En este caso, describe, el conflicto con Ipanema y el Humedal del Río Elqui reactivó el malestar de la ciudadanía por la protección del medio ambiente, en torno a diversas organizaciones, quienes deben realizar un peregrinaje para visibilizar y judicializar el tema, además de conseguir recursos para abogados que permitan estos «frutos».

«Es terrible la situación, porque no solo tenemos que ver el tema ambiental, sino que hay una preocupación por el derecho a la vivienda y el sueño a la casa propia, donde muchos compraron en verde y usaron su subsidio, y están a la espera de la respuesta de la inmobiliaria, que sigue vendiendo», concluye.

Para Daniel Núñez, diputado PC, el hecho que Ipanema se someta al Servicio de Evaluación Ambiental es un antecedente que permite tomar medidas de resguardo para no construir en zonas de humedal.

Dice que hay que analizar otras opciones «no se puede construir ahí»: «se puede optar a otro proyecto o incluso que el proyecto se restrinja en el número de viviendas y no se afecte el humedal. Lo que queremos es que se proteja el humedal».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre