Jaime Mulet: «Si Piñera no quiere entregar ayudas, seguramente habrá un cuarto retiro…»

0
86

Diputado y candidato a la presidencia por el partido Federación Regionalista Verde Social, cuenta cómo su idea del retiro del 10% ha ido tomando fuerza, «ya que el Gobierno siempre ha llegado tarde y mal», y que ha sido la diputada Pamela Jiles quien lo ha sabido capitalizar de buena manera. «Le ha sacado comunicacionalmente más brillo, pero el proyecto, el trabajo que existe detrás de eso, es nuestro…».

Es el ideólogo del proyecto de ley que ha permitido, por tercera vez, acceder a un porcentaje de los dineros recaudados a través de las Administradoras de Fondos de Pensiones.

Jaime Mulet es diputado y candidato a la presidencia por el partido Federación Regionalista Verde Social, y de pasó por la región, visitando las comunas de La Serena, Coquimbo y Ovalle, se dio un espacio en su apretada agenda para hablar con Diario La Región de esa idea que ha ido tomando fuerza «gracias al pueblo».

Cuenta que esta gira, que comenzó en Arica, tiene dos propósitos: «Como candidato a Presidente a la primaria de la oposición por nuestro partido, estamos gatillando ese proceso, y por otra parte, apoyando a los candidatos que tenemos dentro del país de cara a las elecciones del 15 y 16 de mayo. Es que nuestro objetivo es llevar las ideas regionalistas a la discusión y preparar el proceso de primarias que estamos construyendo».

¿La idea es hacer primarias legales como corresponde entre todos los partidos de la oposición?
«Hago una lectura de la realidad y es imposible hacer una sola primaria de la oposición, porque en los hechos existen dos oposiciones: una que siempre transa y negocia con el Gobierno, que es de centro, y una oposición más transformadora, antineoliberal y con mayor fuerza, que es donde los regionalistas formamos parte y estamos con los comunistas, con el Frente Amplio y algunas otras fuerzas sociales y políticas. Entonces intentar una sola primaria es bastante difícil y no es hacer una buena lectura de la realidad. Sin embargo, sí deben existir acuerdos para apoyarse recíprocamente en una segunda vuelta y derrotar a la derecha».

¿Por qué dice que existen dos oposiciones?
«Porque son dos visiones distintas. Existe una que termina siempre negociando mínimos con la derecha, y ahí está parte de la Democracia Cristiana, está siempre el PPD y algunos radicales. Y esa oposición es la misma que prevaleció durante los últimos 30 años, esa de todo en la medida de lo posible. Pero existe otra oposición, donde creemos que es el momento de cambios más sustantivos, más profundos. Creemos que lo real es que vayan esas dos oposiciones, pero idealmente con un entendimiento de mínimo común en una segunda vuelta para poder derrotar a la derecha».

Pamelas Jiles está liderando las encuestas, pero el ideólogo fue usted del retiro del 10%…
«Claro. Ese retiro lo inventamos nosotros y Pamela Jiles lo ha sabido capitalizar de buena manera. Somos un partido político pequeño, con tres diputados solamente, pero la política es así. Pamela le ha sacado comunicacionalmente más brillo, pero el proyecto, el trabajo que existe detrás de eso, es nuestro. No obstante uno va sumando apoyos y en definitiva nadie es dueño, puesto que siempre he sostenido que los dueños y las dueñas son los chilenos que siempre nos han entregado su respaldo».

¿No ha sabido capitalizarlo de buena manera?
«Quizás no de la misma manera. Yo creo que el hecho de haber ideado ese sistema, de haber elaborado el royalty, y que son liderazgos distintos. Pero me interesan las propuestas transformadoras, provocar los cambios también, y vaya que lo logramos. Ahora, claro, políticamente no lo he aprovechado y sí otra persona. Pero así es la vida, qué quieres que te diga. Creo que en el largo plazo, en el camino, la gente entiende lo que hemos ido haciendo. Porque es relevante no sólo aprobar los proyectos, sino también gestionarlos, idearlos, y yo estoy orgulloso de haber ideado la fórmula que permitió a 11 millones de personas el primer retiro, a 8 millones el segundo retiro y ya van cinco con el tercero retiro. Así que me siento orgulloso de eso»

En caso que el Gobierno siga con la negativa de entregar una ayuda real, y que sea universal, ¿existe la posibilidad de un cuarto retiro?
«Claro que sí. Aunque Piñera podría haber evitado el primer retiro, porque no era la idea hacerlo, pero la necesidad tiene cara de hereje y había que ir en ayuda de las personas que lo estaban pasando muy mal. Entonces Piñera siempre llegando tarde y mal. Acá hay que tener una renta básica universal de emergencia para todos aquellos sectores complicados y hay plata para eso. Pero Piñera no quiere y si no lo hace, bueno, habrá un cuarto retiro seguramente, aunque cada vez habrá más cuentas sin plata».

¿Sigue el Gobierno sin entender la gravedad de la crisis?
«Creo que la entiende, lo que pasa es que el neoliberalismo enceguece y privilegia otros temas, como la ayuda a las empresas grandes, que ahí no falla. Los bancos, las isapres, las mineras, las exportadoras ganaron dinero y más algunos con ayuda del Estado, y eso es lo que le gusta a Piñera. Pero los pequeños empresarios como el turismo, los colectiveros, los artistas, ¿cuántas actividades quedaron botadas, sin ayuda? Todos ellos se han salvado con el 10%».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre