Juguetito nuevo le cambió la vida a agricultor de 75 años en Canela

0
46

Se trata de un motocultivador, que tiene mayores prestaciones a otros similares que existen en el mercado. Entre ellas, distintos tipos de arado y luces para usarlo en la noche.

Adán Pereira Jorquera trabaja con entusiasmo y esmero en su terreno ubicado en el sector de Canela Alta, comuna de Canela. En él cultiva papa, tomate, cebolla y maíz, entre otros productos.
Señala que a lo largo del tiempo ha visto cómo han ido cambiando las labores del campo. «Antes me acuerdo que salía a la punta del cerro a sembrar, pero lo mejor es estar acá, en mi predio», recuerda y añade que «de todas maneras, todo siempre ha sido bien sacrificado, especialmente durante los últimos años. La falta de agua nos ha perjudicado, pero sigo acá, firme».
En este recorrido como agricultor, indica que un aliado clave ha sido el Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP), servicio del Ministerio de Agricultura del cual es usuario. Es participante del programa PRODESAL, mediante el cual en 2023 postuló a la herramienta Inversión de Activos Productivos (IFP), enfocada en que la Agricultura Familiar Campesina e Indígena vaya adoptando nuevas tecnologías que optimicen y faciliten su labor, ya sea con infraestructura, maquinaria y/o implementos.

«Hago más cosas en menos tiempo»

Para alivianar su trabajo fue que presentó un proyecto, el cual se adjudicó y, según afirma, «me cambió la vida, ahora hago más cosas en menos tiempo».
Se trata de un motocultivador, que entre sus principales funciones está la de preparar la tierra antes de sembrar, a través de la remoción y aireación del suelo, para así facilitar la absorción del agua y de los nutrientes.

– ¿Cómo lo ha ayudado este motocultivador?
«Todo es más fácil. Avanzo en mis producciones con menos esfuerzo, por lo que estoy muy contento y satisfecho. Incluso hasta tiene una bomba para tirar agua y luces para trabajar de noche; tiene de todo. INDAP siempre me ha apoyado, tanto con este motocultivador como también con la asesoría técnica (que recibe mediante el programa PRODESAL) y antes, el 2021, me financiaron un invernadero con estructura de madera. Estoy muy agradecido».
Quien detalla más sobre este apoyo llevado a cabo mediante el IFP, fue el director regional de INDAP, Víctor Illanes. Al respecto, señaló que «el motocultivador que le cofinanciamos a don Adán tiene prestaciones que lo diferencian de otros similares, puesto que entre sus características está la de tener partida eléctrica y distintos tipos de arado, como son de vertedera, ajustable y surcador, además de cosechador de papas y una motobomba de 2 pulgadas. La inversión fue cercana a los $2 millones»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre