La gobernadora habría pedido al CORE «3×1». Reintegraría a un funcionario a cambio que le permitan contratar para ella a otros tres…

0
170

¿Moneda de cambio? Krist Naranjo pidió reintegrar a funcionario despedido siempre que el CORE le traspase dos asesores técnicos, más un periodista, además de aprobarle algunas competencias.

«Es un chantaje y una extorsión y no lo podemos permitir», dijo el consejero Javier Vega. «No estamos en esos tiempos cuando se manejaba el poder de esa forma», lamentó Paola Cortés.

Personas despedidas sin tener ninguna mala evaluación y un clima hostil que ha ido en aumento. En los pasillos del GORE el panorama no es de los mejores.

Este viernes, previo a Navidad, una manifestación en el frontis del Gobierno Regional dejó en evidencia el ambiente enrarecido que existe y del que los integrantes del Consejo Regional no hacen oídos sordos. Tampoco Náyade Aguirre, presidenta nacional de la Federación Nacional de Asociaciones de Funcionarios de los Gobiernos Regionales y tesorera de la Asociación de Funcionarios del Gobierno Regional de Coquimbo.

En lo que respecta al clima laboral, «el nivel de maltrato y acoso lo vivimos en general», reconoce. A eso se suman «los despidos de manera injustificada», pero sin embargo lo más inusual es una «especie de extorsión» de parte de la gobernadora Krist Naranjo, quien habría condicionado revertir el despido de un funcionario (Orlando Castro) siempre que el Consejo Regional le traspasara dos funcionarios técnicos, más un periodista.

Además, reconoce Náyade, que se le pidió al CORE aprobar el traspaso de competencias que ya en votación realizada con transparencia, en tiempo y forma, fue rechazada.
«En lo personal, poner como una condición a los consejeros para no despedir a un funcionario o como moneda de cambio, nos parece, primero, una situación que nunca habíamos vivido, puesto que nunca habíamos visto que un jefe de servicio hubiera usado como ‘un rehén’ a un funcionario, pidiendo algo a cambio para no revertir la situación para mantener su empleo. Eso nos parece gravísimo. ¿Acaso los funcionarios despedidos son rehenes de la jefa de servicio y a futuro cada jefatura deba pagar recompensa para que no despidan a su equipo?».

«No estamos en
esos tiempos»

Paola Cortés (UDI), presidenta de la Comisión de Régimen Interno, fue la consejera que, junto al vicepresente Francisco Martínez (Republicano), realizaron las gestiones con la gobernadora para que pudiera reintegrar a las personas que habían sido desvinculadas.

«Son trabajadores que están bien calificados por sus jefaturas directas, y como presidenta de la comisión de régimen interno hablé con ella y nos dijo que podía reintegrar a Orlando Castro, que trabaja cumpliendo funciones para el Consejo hace más de 15 años, a cambio de un periodista y dos asesores, además de aprobarle algunas competencias».

Lo señalado por la gobernadora habría sido rechazado por la mayoría del cuerpo colegiado, «porque creemos que son personas que no debieran estar desvinculadas, primero porque hacen bien su trabajo, y porque esto va a significar un gasto enorme al pagar indemnizaciones. Por otro lado, se nos pide que le traspasemos personas, cuando el equipo nuestro es mucho más pequeño que el de ella, con tres periodistas para 16 consejeros regionales. No podemos trabajar de esta manera, poniendo a las personas de por medio y presionando de esa forma, ya que no estamos en esos tiempos cuando se manejaba el poder de esa forma. Así como últimamente ha contratado a un encargado de marketing y otras personas, bien podría contratar a las personas que le hace falta».

Orlando Castro está de vacaciones hasta el 31 de diciembre, pero está notificado que a partir del primero de enero no continuará con su trabajo.

Sin embargo, Cortés espera que «ella pueda volver a vincular a estas personas, porque es necesario que sea consciente de la plata que se gastará en indemnizaciones, dado que le pagaron a un conductor 11 millones de pesos y ya al GORE ingresaron dos demandas, al del ex jefe de la división de inversión y presupuesto y del ex asesor jurídico, personas que fueron parte del equipo de confianza de ella».

Lamentable

Al comienzo fue su más acérrimo defensor. Pero hoy el consejero Javier Vega (PC) lamenta el actuar de la gobernadora y el mal ambiente laboral.

«Estamos preocupados porque ha tomado pésimas decisiones, y para revertirlas está utilizando muy malas prácticas, en este caso una extorsión, pues cambiar personas como si fueran productos, bienes o servicios por otras personas, lo encuentro lamentable».

Asunto que no se trató en el pleno, pero «quienes tuvieron un diálogo con la gobernadora, se les manifestó que volvía Orlando Castro pero que nosotros teníamos que entregarle dos funcionarios, además de aprobarle las competencias. Eso es algo ilógico y una falta a la ética y la moral; es un chantaje y una extorsión al Consejo Regional».

Por ahora el rechazo a la petición de Naranjo sería transversal. No obstante, Vega manifiesta que «algunos consejeros dijeron que había que verlo, revisarlo, pero no estoy de acuerdo con revisar nada y espero que los consejeros se hagan cargo de esta carta que elevamos, donde el planteamiento fue claro y no en negociar personas, decisiones que ya hemos tomado como consejo y de la misma manera en el tema de las competencias».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre