La tasación del Ministerio de Bienes Nacionales, se hizo con posterioridad a cuando el contrato (negocio) ya estaba celebrado

0
187

El ministro de Bienes Nacionales, Julio Isamit, estuvo en la zona para presentar el visor territorial «Yo me vacuno», en el Coliseo de La Serena. De paso, en entrevista con LA REGIÓN, se refiere a la participación que tuvo esa cartera respecto al caso del Papaya Gate.

El contralor general de la república, Jorge Bermúdez, ante la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados por el Papaya Gate, dio a conocer que habían distintas investigaciones sumarias a organismos del Estado, como Gobierno Regional, municipio de La Serena, y las seremías de Desarrollo Social y Bienes Nacionales.
Los terrenos cuestionados por Contraloría son uno en Coquimbo, para la construcción del nuevo hospital, y otro en La Serena, para el centro deportivo San Ramón, compras hechas por la ex Intendenta Lucía Pinto sin que que hubiese pasado por la Toma de Razón de Contraloria, además de materias que se presumen anómalas en la compra de esos terrenos.
Isamit explica que «el único terreno con el que tenemos una relación es con el de Coquimbo (La Cantera), que la Contraloría regional en su dictamen dice que ya entró al patrimonio del fisco, así que lo que corresponde es administrarlo, y eso es lo que hemos hecho apenas llegó el dictamen».
Recuerda que estaban reunidos con el intendente Pablo Herman precisamente viendo este caso cuando llegó el dictamen. «Lo que hicimos inmediatamente fue, que dado que la Contraloría regional ha señalado que se disponga del terreno, nosotros lo vamos a hacer de manera inmediata, recibiéndolo como Bienes Nacionales y poniéndolo a disposición de la Subsecretaría de Redes Asistenciales».
Lo que incluso estamos haciendo, agrega, siguiendo los lineamientos de la Contraloría regional, es hacer un convenio para agilizar este trámite, porque sé que es un anhelo y un sueño desde hace mucho tiempo de la gente de Coquimbo y La Serena el tener nuevos hospitales.
Además, sostiene que «vamos a hacer que se pueda tramitar la recepción del terreno y su destinación lo más rápido posible a través del nivel central, y por supuesto acá en la región, de manera tal que en el menor tiempo pueda llamarse a licitación de parte del Ministerio de Obras Públicas y se pueda iniciar la construcción del inmueble».

Consultado por la información entregada por el contralor Bermúdez, señala que «como este es un proceso que involucró a muchos ministerios, la Contraloría lo que hace es solicitar información a distintas carteras, y en nuestro caso, cada vez que se han solicitado antecedentes, los hemos puesto a disposición de la Contraloría regional, y entiendo que nuestra seremi ya expuso el rol que había cumplido el Ministerio de Bienes Nacionales, incluso se hizo mucho hincapié en la distintas intervenciones y también en las fechas».
Enfatiza en que «respecto a la tasación que aportó el Ministerio de Bienes Nacionales, se informó claramente que se hizo con posterioridad a cuando ya el contrato estaba celebrado y en proceso de inscripción en el Conversador de Bienes Raíces».

«Por tanto, la tasación de Bienes Nacionales no influyó en la decisión ni del precio ni la compra, y eso fue lo que se le informó a la Contraloría regional, y se pone a disposición del organismo que cada vez que piden antecedentes, el deber de los ministerios es entregarlo y nosotros lo hemos hecho cada vez que ha sido requerido, tanto por la Contraloría como por otros órganos, como la Cámara de Diputados o el Senado».

En cuanto a la experiencia que podría haber dejado este episodio, señala que «es un proceso que se lleva en el Gobierno Regional, el Ministerio de Bienes Nacionales no hizo ni la compra ni el traspaso de los inmuebles, al contrario, eso lo lidera el Gobierno Regional, lo que hicimos fue administrarlos una vez que entran al patrimonio fiscal».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre