Los aspectos que debe mejorar el pirata para comenzar a sumar en el torneo

0
50

Pasar a ser un equipo de acción más que de reacción, defender mejor los balones aéreos y balones detenidos, junto con aumentar el volumen ofensivo, son ingredientes que debe agregar Coquimbo Unido a su desempeño para mejorar la presentación que tuvo ante Curicó Unido, con quien perdió por 1-0 en la primera fecha del Campeonato Nacional.

Coquimbo Unido no logró repetir el buen desempeño mostrado en los amistosos de verano y tampoco los resultados. El equipo aurinegro venía invicto en la pretemporada, pero en la primera fecha del Campeonato Nacional tuvo un tropiezo frente a Curicó Unido, duelo que perdió por 1-0 con anotación de Kennet Lara a los 69′ mediante golpe de cabeza en un balón detenido.

Y si bien para Fernando Díaz el trámite del encuentro fue parejo, a ojo de buen ciudadano, se pudo ver que el control del balón y las aproximaciones al arco, fueron más por parte del local que el visitante.

En los primeros minutos, los aurinegros salieron a presionar en zona media. Allí disputó palmo a palmo el balón ante jugadores curicanos de buena técnica como Yerko Leiva y Jason Flores.

Sin embargo, con el correr de los minutos, los torteros comenzaron a explotar las bandas y a meter centros cruzados buscando a Tobías Figueroa que fueron un problema para la visita.

«Desde los quince minutos tuvimos problemas con los centros cruzados que venían por el lado derecho nuestro, ellos se crearon algunas ocasiones y comenzamos a hacer cambios de inmediato», puntualizó al respecto el DT Fernando Díaz finalizado el partido.

Y así fue. Los coquimbanos se ordenaron en un dibujo táctico de 4-2-3-1 dejando a Matías Palavecino centralizado y a Rodrigo Holgado como eje de ataque.

Si bien el movimiento táctico dio resultado, porque el volante trasandino se vio más cómodo y efectivo jugando detrás del «9», el escaso volumen ofensivo con que llega el conjunto pirata a terminar las jugadas en ataque, preocupa a los hinchas aurinegros.

«La misión es que los momentos buenos que tuvimos se den por más tiempo, que la elaboración del juego sea mayor y más que la intensidad, que el rendimiento individual sea más parejo en todo el partido», señaló al respecto el «Nano», que se muestra esperanzado en que el equipo siga creciendo con el correr de las fechas.

Agregó el DT que «el segundo tiempo se dio bastante parejo, y se desniveló con un corner donde hubo mucho rebote, en la parte final manejamos el balón bien hasta tres cuartos de cancha, pero nos faltó la última puntada. Un mejor pase filtrado, un centro bien hecho».

JUEGO AÉREO

Ante la lesión del argentino Bruno Cabrera en la zaga, fue su compatriota Salvador Sánchez quien asumió la responsabilidad de hacer dupla con Diego Carrasco.

Tener dos centrales zurdos en cancha también significó dar ventaja, porque le costó hacer pie a Sánchez, pero lo que más complicó a los piratas fue el juego aéreo que se generó a través de centros y con los balones detenidos.

«Fue un partido parejo, pero debimos tener mayor solidez en las pelotas aéreas. Evitar los centros más que despejarlos, eso a ratos lo corregimos, cuando el equipo maneja la pelota se crea ocasiones, pero tenemos que tener los rendimientos individuales más parejos, hoy no fueron tan parejos», analizó Díaz.

Expresó también el entrenador coquimbano que «son los problemas normales de los equipos que se arman con mucha gente, hasta que se estabiliza el rendimiento, fue un partido muy disputado, un resultado incierto hasta el final, pero tenemos que corregir los detalles que estamos hablando para que los resultados sean a favor de nosotros».

REACCIÓN TARDÍA

Otro aspecto que pudo influir en el desarrollo del partido es como se enfrentó. Es conocido que la filosofía del entrenador es conservadora, y tal vez por eso, tras la lesión de Rodrigo Holgado en el minuto 60′ optó de mantener el formato, con Javier Parraguez en cancha.
Muñoz en cambio se atrevió a más. Puso pierna fresca, buscó nuevas opciones y eso le dio resultado, porque Curicó Unido nuevamente volvió a crearse ocasiones hasta que llegó el gol con que ganó el partido.

«Fue lamentable la lesión de Holgado. Se dio justo cuando habíamos llamado a Parraguez para hacerlos jugar juntos, y no los pudimos tener. Glaby fue de los últimos que llegó al plantel, nos dio más agresividad en el medio, fue a buscar más arriba», dijo Díaz en sus descargos, pero más tarde, cuando Coquimbo Unido ya perdía, hizo ingresar a Dylan Glaby, Luciano Cabral, acercándose mucho más hasta el arco defendido por Fabián Cerda, claro que ya era tarde y los aurinegros no pudieron cambiar su suerte a pesar de quedar con un hombre más tras la expulsión de Yerko Leiva cuando aún quedaban 8 minutos de descuento.

SE VIENE PALESTINO

Ahora los piratas deberán trabajar estos aspectos y mejorar de cara al próximo encuentro, donde recibirán a Palestino el próximo sábado a las 12 horas, en el estadio Francisco Sánchez Rumoroso, por la fecha 2 del Campeonato Nacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre