Madre de Melissa Chávez, acusada de parricidio, está grave en el hospital

0
154

El sábado, Mirtha Ardiles, imputada por el asesinato de su hija, presentó un cuadro agudo por cálculos renales, lo que llevó a que fuera trasladada desde la cárcel de Huachalalume hasta el hospital San Juan de Dios de La Serena.

Con sorpresa y molestia recibieron en la familia de Mirta Ardiles la noticia de que la mujer, imputada por el parricidio de su hija Melissa Chávez, se encontraba hospitalizada, y que nadie, ni desde el tribunal ni tampoco desde Gendarmería, les hubiese avisado.

MAL DE SALUD

La mujer, según confirmaron desde el Hospital San Juan de Dios de La Serena, efectivamente ingresó al nosocomio el día sábado 22 de enero de urgencia, quedando hospitalizada debido a la gravedad de un cuadro agudo producto de una enfermedad base, que de acuerdo a los antecedentes recopilados por La Región serían cálculos renales, «los que no la estaban dejando dormir por las noches y que la mantenían prácticamente inmovilizada en el día debido al dolor», indicaron fuentes al interior de Gendarmería.

El problema ya había sido advertido por familiares que la fueron a visitar el viernes, donde, según relatan, la vieron «decaída y mal de su salud», pero nada se habría hecho en ese momento para intentar mejorar su condición, «si no que se esperó a que estuviera grave para llevarla al hospital», relatan cercanos.

ALGO POCO USUAL

El abogado defensor de Mirta Ardiles, Nicolás Pavez, afirma que, a lo menos, lo ocurrido con el no aviso de la situación de la imputada ni a él, como su abogado defensor, ni a su familia, no es algo que suela ocurrir, menos cuando se trata de problemas de salud que son graves.

Pavez, acusa que no se hubiesen enterado de que Mirta está en el hospital si no fuera porque una hermana la fue a ver ayer lunes por la mañana y le dijeron que no se encontraba en el penal de Huachalalume por las razones ya expuestas. «Creo que es una situación poco usual. Los abogados defensores y en general los intervinientes debiésemos ser informados de cualquier situación extraordinaria de una persona que está privada de libertad, particularmente si se trata de su salud o su integridad, como en este caso», dijo.

RECURSO
DE AMPARO

Nicolás Pavez, apenas supo de la situación, presentó un recurso de Amparo en favor de su representada, que tiene por objeto que el tribunal oficie a Gendarmería para que éstos entreguen todos los antecedentes sobre el estado de salud de Mirta y poder saber si se actuó correctamente.

«El juez de Garantía aquí tendría que ver las condiciones carcelarias en las que se encuentra. Este es el único medio que tenemos para pedirle al tribunal que se oficie a Gendarmería para que nos informe en detalle lo que está ocurriendo, y que se nos dé cuenta de cómo ha estado ella durante las últimas 72 horas, ya que su hermana el viernes también la vio mal. Obviamente que si se ha hecho algo mal, se deberán tomar las medidas para que se resguarde la integridad física de mi representada», sostuvo Pavez.

EL JUICIO QUE
SE VIENE

Cabe señalar que Mirta Ardiles se encuentra en prisión preventiva desde el 2 de febrero del 2021, cuando fue detenida y posteriormente formalizada por los delitos de parricidio en contra de su hija de 12 años, Melissa Chávez, e incendio en lugar habitado, luego que presuntamente intentara quemar la evidencia tras el asesinato. La mujer arriesga cadena perpetua efectiva, pero su abogado dice tener las pericias científicas necesarias que la absolverían de cualquier culpa.

Fue el pasado 19 de enero cuando se cerró la etapa de investigación en el caso y se determinó que la audiencia de preparación de juicio oral, donde todos los intervinientes presentarán sus medios de prueba, quedará para el 15 de febrero. El juicio oral, en tanto, debiese comenzar algunas semanas después y se prevé se extienda incluso por un mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre