Maniatado y tendido en una cama: Cuatro detenidos en rescate de menor secuestrado en Illapel

0
300

Fue encontrado junto a sus captores en un lugar de cautiverio en la localidad de Pichidangui, comuna de Los Vilos. La madre, por instrucción de la policía, llevó las negociaciones con los secuestradores «y fue un pilar importante en la recuperación de mi hijo», contó el padre del adolescente. Hubo cuatro detenidos, todos chilenos

Después de tres días de indagaciones y negociaciones a cargo de la PDI y la familia del menor, este miércoles se dio con el paradero del adolescente de 16 años secuestrado el día lunes en la comuna de Illapel, por quien los plagiadores pedían 150 millones de pesos por su liberación.

El rescate ocurrió a eso de las 16:00 horas en la localidad de Pichidangui, a 170 kilómetros al sur de La Serena –y a 24 de Los Vilos-luego de la intervención de detectives de la Brigada de Investigaciones Policiales Especiales (Bipe) Antisecuestro Metropolitana y de la Brigada de Investigación Criminal de Illapel, además de la Fiscalía de Coquimbo, quienes lograron dar con el lugar de cautiverio donde permanecía el menor.

El subprefecto Hassel Barrientos, jefe de la Bipe, precisó que el adolescente fue hallado «al interior de uno de los dormitorios, en cautiverio, maniatado y tendido en una cama, por lo que fue derivado hasta un centro asistencial para constatar su real estado de salud».

Tras el allanamiento se logró la ubicación del vehículo utilizado y la detención de cuatro personas –todos chilenos, dos de ellos mayor de edad, uno con antecedentes policiales; además de dos mujeres menores de edad, una de 14 y otra de 16 años-, y la incautación de un arma de fuego y teléfonos celulares, desde donde se habrían generado las llamadas extorsivas.

Negociaciones

Momentos de angustia fueron los vividos por la familia, especialmente por los padres, que a través de redes sociales comentaron el rescate.

«No había querido referirme al tema, pero efectivamente mi hijo estuvo secuestrado por más de tres días por una banda de criminales y les quiero contar con mucha alegría que fue encontrado sano y salvo por la PDI, a quien agradezco profundamente. Mi hijo viene en camino a Illapel y esperamos pronto poder abrazarlo…», dijo ayer Juan Salvador Dabed, quien pertenece a una familia de empresarios dedicados al rubro de la ferretería.
«Agradecer a mi mujer que, por instrucción de la policía, llevó las negociaciones con los secuestradores y fue un pilar importante en la recuperación de mi hijo, pues fue quien negoció permanentemente el rescate», aseveró.

A su vez, su esposa agradeció a todos quienes los apoyaron y escribieron, «puesto que nos mantuvimos en silencio, no podíamos hablar nada. Investigaciones se portó extremadamente bien. Fue difícil, pero doy las gracias infinitamente a todo el grupo que estuvo en la casa, siempre acompañados y de toda la gente que estuvo con nosotros».

Georreferenciación

El caso fue dado a conocer el lunes, cerca de las 22:00 horas, luego de que el padre recibiera una videollamada desde el teléfono celular del joven. En la comunicación vio a un sujeto, a rostro cubierto, junto con la víctima.

Conforme al protocolo de investigación, la PDI, por instrucción de la Fiscalía, hizo contacto con la familia, con quien comienzan a generar una negociación directa conforme a la instalación del equipo negociador en dependencias de la unidad policial de Illapel.

«Como resultado de esas diligencias de negociación más el trabajo operativo desarrollado por los equipos en terreno, se logra establecer conforme al seguimiento de cámaras de seguridad y georreferenciación de los llamados telefónicos lugares de la comuna, donde finalmente se logra establecer el lugar de cautiverio, y posteriormente la ubicación de estas personas», explica el subprefecto Hassel Barrientos.

Respecto a los motivos de este secuestro, afirma que «aún no existe información, pero como el padre tiene un giro comercial, pues es empresario, seguramente esa información quizás ellos utilizaban y suponían que la familia iba a pagar esa cantidad de dinero».
Pese a que el resultado fue positivo y se terminó con el rescate, reconoce el subprefecto que «hace tiempo no veíamos una situación de este tipo, con un menor de edad, donde se exigiera tal cantidad de dinero en las afueras de Santiago».

El fiscal jefe de Illapel, Andrés Villalobos, informó que paralelamente se están efectuando diligencias, tomando en consideración que se logró la detención de individuos quienes serían los responsables de la sustracción de menores. Los detenidos serán puestos a disposición del Tribunal de Garantía de Illapel para su control de detención.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre