Nacen en buenas condiciones los primeros trillizos del 2023 en La Serena

0
91

Padres contaron la dicha de una bendición triple. Durante el año pasado el hospital serenense registró 53 nacimientos gemelares y dos partos de trillizos, alcanzando un total de 1704 nacimientos.

Los pabellones del Hospital de La Serena se llenaron de alegría con la llegada de los primeros trillizos del año. Isaías (2.130 gramos), Oliver (1.998 gramos) y Diana (1.800 gramos) se hicieron escuchar con un primer llanto que daba cuenta que llegaban al mundo fuertes y sanos. Los esperaba un equipo multidisciplinario de ginecólogos, neonatólogos, matronas, tens y anestesistas, que tenían todo preparado para que el momento fuera el más feliz para los dichosos padres, Romina y Andrés, ambos oriundos de Chañaral, Región de Atacama.

«Cuando nacieron mis bebés, sentí una tremenda emoción, me corrieron mis lagrimitas, no pude evitarlo porque fue demasiado emocionante. El primero que nació fue Isaías, que era el que estaba abajito y nosotros decíamos que iba a salir con toda la fuerza porque mantenía el peso de sus hermanos, después nació Oliver y finalmente llegó la niñita, Diana. Estoy feliz con el equipo del Hospital de La Serena, en realidad más que encantada y contenta, porque llevo dos meses hospitalizada ya que mi embarazo era de alto riesgo, y desde que llegué la atención ha sido super buena, no me quiero ir de aquí hasta que los pueda tener de alta a todos. Cuando ingresé a pabellón me entró el pánico, pero los doctores me relajaron y me hicieron reír harto mientras estaba en el parto. De hecho, no he dormido nada, pero me siento super bien», relató Romina, madre de los pequeños.

Al respecto, el ginecólogo Hugo Maldonado, jefe de la Unidad de Alto Riesgo Obstétrico (ARO) del Hospital de La Serena, que atendió el parto junto a su colega Mario Álvarez, señaló que los embarazos múltiples son poco frecuentes, donde la estadística de trillizos se da uno entre seis mil casos. «Quiero destacar que este fue un embarazo espontáneo, es decir, no hubo de por medio ningún procedimiento de fertilización asistida, por lo tanto es más destacable aún. La paciente llegó derivada de la ciudad de Copiapó con 26 semanas de gestación y la tuvimos nosotros acá en un estricto control de seguimiento, donde el equipo monitorizó cada etapa durante dos meses. El parto fue bastante fluido, no tuvimos mayores incidentes, y la verdad es que se destacan los resultados que hemos alcanzado, ya que somos un centro de derivación regional, por lo tanto, es un poco más habitual para el equipo tener este tipo de pacientes».

Cuando se producen embarazos múltiples, los equipos de salud tratan de que las mujeres alcancen la mayor edad gestacional posible, para dar más seguridad a los recién nacidos. Para el doctor Arriagada el límite de las 34 semanas es el ideal, porque sobre ese periodo «los bebés tienen muchos menos riesgos de presentar problemas por inmadurez pulmonar y otras complicaciones asociadas a la prematurez».

Por el momento, los trillizos permanecerán en la UCIN del recinto serenense hasta que alcancen un peso superior a los dos kilogramos, para ello estarán en incubadoras, siendo apoyados por un equipo multidisciplinario junto a sus padres.

Así lo confirmó Romina, la madre, quien explicó que «estamos esperando que ellos suban al pesito que tienen que lograr y cumplir las 35 semanas para que den el alta, sabemos que Isaías pesó más de dos kilos, entonces es muy probable que me lo traigan pronto, mientras esperamos que Oliver y Diana logren subir de peso para que los podamos llevar de vuelta con su hermanita de cuatro años que los espera con ansias».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre