Opiniones divididas tras la no asistencia de CORES a cuenta pública de la Gobernadora

0
91

Aunque algunos compartieron la decisión de los concejeros de restarse a la cuenta pública de Krist Naranjo, el diputado Daniel Manouchehri, por ejemplo, advirtió que «estos gallitos políticos no ayudan y lo que se requiere es unidad y trabajo para la gente».

Existe preocupación por el rumbo del Gobierno Regional y por los daños que provocaría el no diálogo de la gobernadora Krist Naranjo con su consejo regional, que este lunes no asistió a su primera cuenta pública debido «a la poca y dificultosa comunicación» que ha tenido la autoridad con el CORE.

Como si no fuera suficientemente grave el panorama, hay funcionarios que incluso ya han denunciado el mal actuar de la gobernadora, principalmente con el uso del auto fiscal. ¿Se puede tolerar más tiempo de gestión a este ritmo? ¿Se puede avanzar sin pensar en cambios? Son preguntas instaladas en las oficinas de todas las autoridades, debido al actuar de una autoridad que comienza a inquietar hasta quienes, incluso, trabajaron en su campaña para derrotar al UDI Marco Antonio Sulantay en la segunda vuelta para la elección de gobernadores.

El mismo CORE Javier Vega se atreve a decir: «Son muchas las situaciones, y por eso no nos deja otra opción que manifestarnos de alguna forma», en relación a la negativa de asistir a la ceremonia.

Lo que pasó en el Gobierno Regional fue abordado por parlamentarios y ediles, quienes no entienden el actuar de la máxima autoridad regional, que señaló lo siguiente: «En realidad veníamos a presentar nuestra cuenta pública como un deber, como un nuevo gobierno y muy comprometido con la ciudadanía, por lo tanto, no me salí en ningún momento de ese punto que es tan relevante…».

«Triste para la región»

El diputado Ricardo Cifuentes (DC) comentó que «lo sucedido en la cuenta pública fue lamentable, porque, en primer lugar, tenemos que hacer un llamado a la convivencia, tenemos que decirles a las autoridades que se pongan de acuerdo y creo que los consejeros regionales tienen absoluta razón en la declaración pública que hicieron».

Avala de todas maneras «todos los puntos que han expresado, pero sin embargo estoy muy triste por la región, porque lo que está ocurriendo no es bueno para nadie. Estoy de acuerdo con el punto de vista del CORE, pero lamento que la gobernadora no haya asumido un liderazgo que le permita conducir un proceso de descentralización y estoy disponible para colaborar en todo lo que sea posible».

El socialista Daniel Manouchehri argumentó que tras lo acontecido, la que pierde es «la región, ya que la no asistencia de los CORES a la cuenta pública es una mala cosa».

Además, sostuvo que «estos gallitos políticos no ayudan y lo que se requiere es unidad y trabajo por la gente. Si hay reparos a la gestión, deben conversar con ella. Ser parte de la solución y no del problema. Si a la gobernadora le va mal, le va mal a la región».

Desde Vicuña, el alcalde Rafael Vera manifestó que «republicanamente acompañamos a la gobernadora, pero entendemos que los consejeros regionales emitieron una declaración pública porque sintieron que no estaban dadas las condiciones para poder estar presentes. Y lo lamentamos, pues creemos que los liderazgos deben ser capaces de resolver este tipo de problemas, debido a que la región no avanza, se estanca».

En lo particular, reconoce que «se nos han suspendido cuatro reuniones con la gobernadora, pero más allá de eso estuvimos para acompañarla. Pero si efectivamente los grandes proyectos que todos esperamos que se saquen, que den oportunidades de empleo a nuestro territorio, no se plantean en este tipo de instancia, la verdad es que la única perjudicada es la región, las comunas y principalmente nuestra gente».

A través de Twitter, el senador Matías Walker también entregó su parecer: «Muy bien @CoreCoquimbo. La región de Coquimbo no puede seguir con sus proyectos paralizados. Se debe trabajar con todos los alcaldes, alcaldesas, y con todos los cores».

Desde la UDI, el diputado Juan Manuel Fuenzalida afirmó que «lo registrado durante la jornada de ayer (lunes) muestra una total desconexión de Krist Naranjo con los consejeros regionales, en que la responsabilidad es exclusivamente de ella. Sin duda que frente a los duros momentos que está viviendo el país y la región de Coquimbo, es el momento que la gobernadora regional retome el rumbo así como también cuente con el apoyo de las actuales figuras políticas que propiciaron su llegada».

Desde Renovación Nacional, a través de un comunicado estimaron «que es simplemente un acto de protesta frente a una autoridad ausente, y por desgracia se está transformando en una costumbre de la gobernadora, continuar gobernando sin que le importe el futuro de nuestra región, donde hay temas tan graves como la sequía, una economía deprimida y una delincuencia cada vez más grave. Todos son casos en los que el Gobierno Regional, con un liderazgo decidido, podría hacer mucho más».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre