Partidos políticos no descartan que apoderados pernocten en colegios para «proteger los votos»

0
88

Los comicios del 10 y 11 de abril tienen el ambiente político inmerso en la incertidumbre. Una porque aún se desconoce su realización debido a la crisis sanitaria y otra por el temor que genera una elección en dos días. ¿Cómo se protegerán los votos en la noche? Los partidos políticos en la región de Coquimbo toman posturas a pocos días de la trascendental jornada, mientras buscan desesperadamente apoderados que participen en la fiscalización. Por su parte, desde el Ejército prometen la mayor de las seguridades para garantizar el proceso.

Ese fin de semana promete ser largo. Sólo restan un par de semanas y seremos testigos de la votación más extenuante que se tenga registro, esto si la pandemia lo permite. Desde muchos sectores adelantan que lo más sensato sería suspender. Mientras ello no ocurra, las votaciones siguen programadas dentro de quince días.

En la región de Coquimbo serán 95 locales de votación, que albergarán 1.832 mesas a lo largo del territorio. La Serena tendrá 23 centros, Coquimbo 20 y Ovalle 16. En cada zona los partidos políticos empiezan a moverse, a despejar dudas e inquietudes que hasta estas alturas parecen lógicas.

EN BUSCA DE APODERADOS

Del Partido Socialista señalan que desde las bases existe cierta desconfianza al proceso, debido a lo expuestas que estarán las urnas aquella noche de sábado, y es que sólo estarían al resguardo de las fuerzas armadas. Argumentan que lo más probable es que tengan apoderados que se ofrezcan a pernoctar en los centros electorales, donde adelantan «no nos negaremos», sin embargo son enfáticos en decir que eso podría provocar muchos contagios del virus.

«Estamos en proceso de organizar a los apoderados y hemos creado una plataforma digital para que el día de la votación ellos tengan todas las comodidades y no tengan que hacer el mismo desgaste que antes. Si alguien decide quedarse al cuidado de las votos no nos negaremos, pero como mesa no creemos que sea una buena idea», señaló Clara Olivares, dirigente del PS.

Desde la Democracia Cristiana, por su parte, confían en el proceso. «Si hay algo de que tenemos que sentirnos orgullosos como chilenos es que las elecciones electorales siempre funcionan, gane quien gane», dice el dirigente de la zona Patricio Solís.

Así como en el PS, en la falange desarrollaron un método online para que los apoderados no tengan que usar la planilla en los colegios para luego «irse corriendo a los comandos a entregar la votación». Y es que se han ido modernizando con el nuevo sistema y pretenden estrenarlo el 10 y 11 de abril.

«Entendemos que es una facultad que tenemos los partidos, que nuestros apoderados pernocten en los colegios de votación para el resguardo de los votos, ya que la situación generará mucha tensión, pues hay mucho en juego, ante eso haremos uso de todos esos permisos para garantizar la mayor transparencia», sentenció.

Por su parte, Cristian Smithman, secretario general de la UDI en Coquimbo, manifiesta que hasta el momento no tienen más del 40% de los apoderados necesarios para cubrir la totalidad de las mesas de la región. Es un tema que les preocupa, pero aseguran que «quedan 10 días para revertir esa situación». Por su parte, agrega que habrá partidarios del gremialismo y apoderados del sector que harán rondas en los colegios y no descarta que muchos se queden a dormir.

FUERZAS ARMADAS
Y UNA TRADICIÓN

El hecho no complica en nada a los militares. Al coronel Luis Sagás, comandante del Regimiento Coquimbo, quien advierte que «no me voy a pronunciar respecto de lo que digan, sino sólo darle la tranquilidad a la población de que vamos a custodiar o cumplir con la misión que se nos encomendará, y que por lo demás va a estar respaldado por otras personas que pueden estar en el lugar, ya que está autorizado, e incluso ciertas candidaturas pueden permanecer en el local de votación por la noche».

Agrega Sagás, quien ya estuvo en la región entre los años 2013 y 2014 como comandante de batallón, «que nosotros no vamos a tener en ningún momento la posibilidad de poder intervenir en estos útiles, puesto que las urnas van a estar cerradas, selladas por los mismos vocales de mesa, entregadas al delegado electoral sobre una dependencia que también la sellará esa persona, así que no veo la interpretación que puedan dar algunos respecto de que nosotros podamos influir o no en algún voto».

Y avisa: «Me parece que no es lo adecuado, y en los tiempos que estamos hoy en día debiéramos tratar de unir los esfuerzos en que este proceso salga lo mejor posible».

Nada extraño

Desde hace semanas que las Fuerzas Armadas trabajan en la planificación junto a Servel (Servicio Electoral) para atender de la mejor manera los 95 locales de votación que estarán disponibles en las quince comunas de la región. No obstante, estima el coronel, que la cantidad de funcionarios para el rol que deberán realizar es poco. Por lo mismo, «lo que estamos desarrollando dentro del contexto de planificación es solicitar una cantidad de personal suficiente que nos permita cumplir con la misión que se nos ha encomendado».
Respecto a la cantidad, explica que «no sé el número, pero son más de dos militares por local y no quiero entregar la cifra exacta por un tema de seguridad, nada más, pero es harto el personal que se necesita, sobre las 400 personas».

Aclara, ya en su segundo año como comandante del regimiento, «que este es un esfuerzo que se desarrolla a nivel nacional, donde el Ejército hace una redistribución para poder cumplir con cada uno de los locales de votación que están en cada una de las regiones, particularmente lo que ocurrirá en la región de Coquimbo».

De todas formas, reconoce que no es muy distinto de lo que se ha efectuado en otros procesos eleccionarios, «puesto que ya salió publicado en el Diario Oficial cuál será el rol de las Fuerzas Armadas, donde vamos a recibir -en el fondo- una dependencia que tenga en su interior las urnas con los votos ya escrutados, y aquellos que aún estén por escrutar, también sellados; y la sala en que estén almacenandos todos estos elementos igual estará sellada, por lo que no vamos a tener ningún contacto con el material electoral, sino que simplemente nos vamos a preocupar de que no ocurra nada extraño durante esa noche».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre