PDI Germán Cerda: «Que no quepa duda que esos migrantes que ingresan por Colchane también están llegando a Coquimbo»

0
71

El subprefecto y jefe del Departamento de Migraciones y Policía Internacional de La Serena, cuenta que como el ingreso es clandestino la cifra es negra y no tienen un porcentaje claro. Sin embargo, desde Tarapacá aseguran que el 10% que ingresa por Colchane se traslada a la región

La ciudad de Iquique es el punto de ingreso de los extranjeros indocumentados que llegan por Colchane. Desde ahí se van dirigiendo a diferentes rincones del territorio nacional.

Un 65% se marcha a la capital y el otro restante a regiones. Y a Coquimbo un 10%, según el delegado presidencial de Tarapacá, Miguel Ángel Quezada.

Sin embargo, de ese porcentaje no existe certeza, pues no se sabe si se mantienen acá o se vuelven a ir a otras regiones, «ya que el ingreso es clandestino, por lo que pasa a ser parte de la cifra negra», explica el subprefecto Germán Cerda, jefe del Departamento de Migraciones y Policía Internacional de La Serena.

No obstante, gracias al programa Cero Filas, ahora «estamos comenzando a tener una pausa, un pulso de cuántos migrantes irregulares están en la región de Coquimbo, pero en cuanto a la labor que ha llevado a cabo el Departamento de Migraciones y Policía Internacional de La Serena, a la fecha tiene 635 denunciados en 42 fiscalizaciones que se han realizado en la conurbación y alrededores».

Dos buses

De lo que sí está seguro es que la llegada de migrantes a la región es constante. Y de forma irregular, todavía más. Ocurrió en Tongoy hace unos meses, cuando dos camiones fueron fiscalizados y en su interior venían varias personas de nacionalidad extranjera. Y la semana pasada en la comuna de Los Vilos, en el momento que la PDI detectó dos buses interprovinciales provenientes de la ciudad de Calama, encontrando al interior un total de 26 extranjeros: 20 de nacionalidad boliviana y seis venezolanos.

«Lo primero que se debe aclarar es que la migración se produce por causas políticas, sociales, económicas, y por un sinfín de cosas más. Y es cierto, hoy nuestro país está recibiendo o absorbiendo de manera fuerte la migración venezolana y que, dicho sea de paso, en lo que significa a la macro zona norte que parte en Coquimbo y termina en Arica, la región que concentra más residentes venezolanos es justamente la de Coquimbo, entonces que no quepa la menor duda que esos migrantes que están ingresando por Colchane, o por otro lugar de la frontera, estén llegando a Coquimbo».

Respecto a la situación de las personas encontradas en el bus, comentó que «se verificó la condición de cada uno de ellos, y quienes incumplían alguna norma establecida en el reglamento de extranjería, fueron denunciados y su situación ya está en conocimiento del Departamento de Extranjería y Migración. Mientras tanto, deben reportarse contantemente».

Claro que no en la región, pues los buses iban hacia Santiago.

ONU

¿Cómo trabaja el Departamento de Extranjería y Migración? De acuerdo al mandato de la ley de migraciones, le corresponden varias funciones: Una de ellas es controlar el ingreso de las personas y la otra, a grandes rasgos, es controlar la residencia del extranjero en el país.

«Tenemos la oficina de la Prefectura Provincial Elqui, que nos entrega constantemente reportes, los que consisten en aquellos focos donde se concentra una mayor cantidad de extranjeros, aunque igual debemos ir adecuándonos a ciertos fenómenos que se van dando día a día, toda vez que para nadie es un misterio lo que está ocurriendo en la región de Tarapacá con un ingreso constante y periódico de extranjeros, además de una manera irregular».

Agrega que muchos de ellos llegan con los recursos justos, no cuentan con domicilio fijo o en algunos casos no tienen redes de apoyo. «Entonces por eso debemos ir adecuándonos a esa situación y modificar y buscar, aparte de los reportes que nos entregan, nuevas fuentes y lugares de ingreso».

Destaca el trabajo en conjunto que están desarrollando con la Organización Internacional para las Migraciones, OIM.

«Una vez que controlamos la residencia al extranjero, se verifica en qué condiciones se encuentra en el país, pese a que hay un tema donde no sólo entra a trabajar la Ley de Extranjería, sino que hay que ver las condiciones en las que se encuentran estas personas respecto a su salud, y por eso estamos trabajando con la OIM, que depende de la Organización de Naciones Unidas».

Lo de Iquique, donde una marcha contra migrantes terminó hace unos días con la quema de pertenencias y carpas de extranjeros, ocurre justamente porque es un lugar que encuentra a todo este migrante, «y de ahí estas personas se van desplazando a lo largo del territorio nacional, así que no es que toda esa oleada de personas llegue a la región de Coquimbo. Y respecto a la violencia, apelaría a que acá no ocurra lo mismo, porque la migración ocurre por diferentes motivos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre