Personajes con aparente demencia causan terror en el centro de Coquimbo

0
585

Una serie de agresiones que datan de meses hoy parecieran no tener vuelta atrás. Vecinos están convencidos de hacer justicia por sus propias manos ante reiteradas denuncias que quedan en nada. Y es que los acusados presentan notorios trastornos mentales, siendo excusados por la jusiticia. Situación al límite en el centro porteño.

Un joven denuncia la agresión contra su padre, quién habrían estado esperando la apertura de la Clínica Uno Dental en el Mall Vivo, cuando fue agredido por un sujeto supuestamente en situación de calle con una piedra. «Fue derivado al hospital y puede que sea el mismo tipo que agredió a un estudiante».

Lo vincula a otro episodio ocurrido esta semana y donde duele el estómago de solo pensar que le pudiese ocurrir a uno de nuestros hijos.

La historia da cuenta de la jornada del martes, cuando un escolar de aproximadamente 12 años circulaba por calle Portales. Testigos aseguran que sin ninguna razón el tipo agredió al niño. Lo dejó sangrando luego de pegarle con un objeto contundente. El menor fue trasladado hasta el hospital.

«Ese hombre se ponía afuera de la panadería Los Griegos, tiro una piedra para adentro y le pegó a una de las niñas del mesón. Ahora se pone en Portales, más arriba de la farmacia Cruz Verde», dicen transeúntes.

Mismo caso se repite de un hombre evidentemente esquizofrénico con dos perros. Uno de ellos cojeando con sus dos patas traseras quebradas. Según datos recabados por LA REGIÓN, el tipo deambula por el centro pero sería de la Parte Alta.

Nuestro equipo ha evidenciado como el sujeto ataca sin remordimientos con golpes a hombres e intenta manosear a jóvenes estudiantes que transitan. La historia se repite, la policía no actúa debido al estado de salud de estas personas.

Un video difundido en redes sociales por la vecina Pilar Coliman muestra como otro de estos sujetos realiza sus fechorías.

«En Coquimbo nadie presta apoyo. Mi tía viajó de Argentina a buscar a mi primo, que ya está desquiciado por la droga. Fuimos a PDI, Carabineros, a la Municipalidad, llamamos al Consulado, llamamos a Senda y nada. Absolutamente nada. En la oficina de migración de La Serena nos atendieron mejor», decía.

David Díaz, jefe de la seguridad municipal, reconoce los hechos producto de denuncias que han llegado. Los han buscado con las cámaras de vigilancia. Dice que no es primera vez que sabe de estos ataques «Es un tema no menos complejo, porque si presentan un tipo de patología psiquiatrica terminan resultando inimputables ante la ley. Eso no quiere decir que nosotros o Carabineros no hagamos los precedimientos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre