Preocupación por el alza en las tarifas: «El peaje no hace distinción»

0
78

Se confirmó el alza de los pasajes el primer día del año, y habrá un segundo incremento en el mes de julio. En la zona reaccionaron al aumento: «Es imperativo que se busquen formas de evitar estas alzas, especialmente en peajes de uso diario», apuntó la diputada Carolina Tello

Nuevamente un alza. Nuevamente molestia. Y harta en el transporte público. Claro, ya que desde el 1 de enero comenzaron a regir las nuevas tarifas en todos los peajes a lo largo de nuestro país, las cuales han alcanzado un alza de hasta un 6,7% más con respecto a los precios que presentaban el año pasado.

En la región de Coquimbo, por ejemplo, son cinco las plazas de peajes operadas por las empresas concesionarias Sacyr y Globalvia. La primera tiene la Ruta del Elqui con el tramo La Serena y Los Vilos, Ruta del Algarrobo entre La Serena y Vallenar y la Ruta del Limarí, tramo que abarca Coquimbo y la comuna de Ovalle, con el peaje Las Cardas, donde en más de una oportunidad se han realizado manifestaciones.

Los valores serán de 3.050 pesos para autos y camionetas, 900 pesos para motos y motonetas, 5.500 pesos para buses de dos ejes, mientras que para los camiones de más de dos ejes se cobrará 9.850 pesos.

Al respecto, el seremi de la cartera Javier Sandoval, señaló que «las tarifas de autopistas urbanas e interurbanas se reajustan todos los años, de acuerdo a una fórmula establecida en cada uno de los contratos. Hay que tener en cuenta que, en años anteriores, el precio de los peajes se ha incrementado por sobre el rango del IPC, por lo que el Estado ha trabajado constantemente para evitar que eso ocurra.  Entendemos la situación país que se vive, así es que el compromiso de este Gobierno es buscar todas las fórmulas posibles para evitar que estas alzas golpeen el bolsillo de las y los chilenos, así se ha logrado que el incremento sea solo según el IPC, distribuyendo el total en subidas parciales una en cada semestre».

Molestia

Una situación que no a todos ha dejado conforme. Desde el Partido por La Democracia (PPD) su presidente regional, Felipe Barraza, manifestó tu preocupación y malestar por esta situación, entendiendo que estos valores deberían mantenerse hasta el mes de julio, cuando nuevamente se reajusten.

«Como está la economía actual, como ha estado el alza de la vida en el último tiempo, subir adicionalmente el costo del peaje para aquellas personas que viajan constantemente o aquellos que trabajan fuera de la conurbación, no corresponde porque les afecta tremendamente su economía y su bolsillo, puesto que el peaje no hace distinción».

Para la diputada PC Carolina Tello lo más complejo de este tema «es que hablamos de un peaje de uso diario y frecuente entre las ciudades de Coquimbo, La Serena y Ovalle. Para quienes deben desplazarse hacia el Limarí, hablamos de un recorrido de unos 90 kilómetros a un precio totalmente sobre la media del costo del peaje en el país, lo que agrava el pasaje de transporte entre ambas provincias y eso afecta, especialmente, a quienes menos tienen, como trabajadores, estudiantes y adultos mayores. Sabemos que la licitación viene en estas condiciones, pero es imperativo que se busquen formas de evitar estas alzas, principalmente en peajes de uso diario. Por esa razón oficiamos al ministerio de Obras Públicas a fin de conocer las alternativas que puedan modificar estas tarifas y de igual manera al ministerio de Transporte y Telecomunicaciones, a cada cual en cuanto a sus respectivas competencias».

Desde el PDG, el diputado Víctor Pino manifestó que «el gobierno debería negociar la extensión de los contratos vigentes con las concesionarias, lo que se ha hecho en otras oportunidades con autopistas urbanas, para así evitar tener una gran alza en los precios como también nuevas y futuras protestas de camioneros y automovilistas que afectan a todo el país. Debemos destacar que las autopistas tienen concesiones y contratos millonarios por años, por lo que acá esta alza no se puede justificar con pérdidas económicas».

El diputado UDI Juan Manuel Fuenzalida aseveró que «esto refleja que hay una desconexión total entre el gobierno, el ministerio de Obras Públicas y la realidad que hoy está viviendo la ciudadanía. Solamente entre los peajes de La Serena a Santiago sube más de mil pesos y eso afecta no solo el bolsillo de los usuarios, sino que también el aumento de los costos de los productos. Entonces uno habría esperado una reacción de parte del gobierno para renegociar el aumento, toda vez que no es el momento para seguir cargándole la mano a la gente con este aumento».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre