Presentan una segunda querella criminal por estafa, prevaricación y ejercicio ilegal de la profesión en contra de la delegada del Choapa

0
245

Marisel Canto Robles, tras enterarse de una primera querella por los medios y redes sociales, en contra de Nataly Carvajal, delegada presidencial provincial del Choapa y Aylin Astudillo Araya, abogada y socia de Carvajal, recurrió a la justicia para denunciar hechos similares, por lo que se querelló por los delitos de estafa, prevaricación y ejercicio ilegal de la profesión. La demanda fue admitida a trámite y los antecedentes fueron remitidos al Ministerio Público.

Acción judicial se suma a la que fue presentada a mediados de abril, por otra persona, aunque serían los mismos delitos.   

Una segunda querella criminal fue interpuesta en contra de Nataly Carvajal, delegada presidencial provincial del Choapa, por los delitos de ejercicio ilegal de la profesión de abogada, prevaricación, y en contra Aylin Astudillo Araya, quien sería socia de Carvajal, por el delito de estafa, prevaricación del abogado, y en contra de todos quienes resulten responsables, ya sea en su calidad de autores, cómplices o encubridores, en grado de desarrollo consumados, en donde se solicita que se les condene al máximo de las penas contempladas por la ley para estos ilícitos.

¿Qué fue lo pasó? Los hechos se remontan al 6 de febrero del año 2013, cuando en el Juzgado de Letras de Illapel, se interpuso en contra de Marisel Canto Robles, quien presentó la querella, una demanda ejecutiva de cobro de un pagaré del Banco de Crédito e Inversiones.

Dicha demanda le fue notificada el 13 de febrero del año 2013 y requería de patrocinio de abogado, tiempo después, el 6 de junio del año 2018, en una solicitud de ampliación de embargo se accedió por el tribunal la confiscación sobre dos inmuebles que estaban inscritos a nombre Marisel Canto Robles, ambos en la comuna de Illapel.

La justicia había propuesto el remate de las propiedades para octubre del 2018 en una y para el 30 de noviembre 2018, en la otra.

En esa época, una apoderada de la Escuela San Rafael de Rozas de Illapel, recomendó como abogada a la querellada Nataly Carvajal, que en aquel entonces era la presidenta del Centro General de Padres y Apoderados de dicho establecimiento.

Según desprende de la querella, cuando Marisel Canto Robles habló con Carvajal, no le habría dicho que no era abogada, y que tomaría su caso, le cobró una suma por honorarios y le indicó que el mandato judicial debía ir a nombre de su socia, la también querellada Aylin Astudillo Araya, ya que ella era la dueña de la oficina jurídica.

Dado la premura de la situación, la querellante no sospechó de la explicación que le dio la Carvajal y suscribió con fecha 1 de octubre de 2018, en la Notaria de Illapel, el mandato judicial a la abogada Aylin Astudillo Araya, pagándole a Nataly Carvajal la suma que le había cobrado.

Fue el 20 de noviembre de 2018, en representación judicial de Marisel Canto Robles, que compareció en la causa la abogada Aylin Astudillo Araya, solicitando la reducción del embargo y la suspensión del remate que se encontraba programado para el 30 de noviembre de 2018.

Posteriormente, el 20 de febrero de 2019, el banco nuevamente propone bases de remate sobre el inmueble en Illapel, de propiedad de Marisel Canto, y el 2 de abril del año 2019 se llevó a cabo el remate, pero no se presentaron postores. Por lo anterior, se volvieron a presentar bases de remate y se fijó su realización para el día 25 de junio de 2019, llevándose a cabo el remate sólo con la asistencia de la abogada del banco, quien se presentó una postora quien en definitiva se adjudicó el inmueble en más del $17 millones de pesos.

Así, el 14 de noviembre de 2019, se solicita el lanzamiento con ayuda de la fuerza pública de la propiedad la que finalmente se ordena el 16 de diciembre del año 2019.

¿Cómo se justifica la querella en contra de la delegada?

De acuerdo al escrito, la única presentación que hizo en la causa la querellada Aylin Astudillo Araya, en representación de Marisel Canto fue en noviembre del año 2018. “No realizó ninguna otra acción en defensa de su mandante, ni siquiera compareció a la subasta pública. Por su parte, la querellante mantenía comunicación en forma periódica con la querellada Nataly Carvajal Carvajal para que le informara de los avances del juicio, de lo que siempre recibía por contestación que estaba todo bien, que no se preocupara, que la causa estaba avanzando, la realidad es que del remate se enteró mi representada por una funcionaria del Banco que le remató el inmueble a quien se encontró en la calle por casualidad” se extrae de la demanda.

Además, las querelladas nunca habrían dado una explicación, “no la defendieron en un juicio que era especialmente delicado al encontrarse embargado un inmueble de su propiedad ni tampoco se enteró de que la querellada Nataly Carvajal Carvajal no tenía el título de abogada hasta que conoció por redes sociales el caso de otra víctima de la comuna de Illapel, lo que la impulsó a interponer la presente querella, en una búsqueda de justicia por la situación que vivió” señala la querella.

A juicio de la querellante, “en definitiva, se trata de un engaño urdido ya que actuaron en forma coordinada, aparentando que la querellada Nataly Carvajal Carvajal era abogada pero que no podía tomar el patrocinio en la causa por no ser la dueña de la oficina jurídica, mientras la querellada Aylin Astudillo Araya prestaba su nombre y título para la representación judicial en el juicio civil señalado, no entrevistándose jamás con la querellante y haciendo una sola presentación en el juicio en noviembre del año 2018”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre