Presidente de CAP baja cortina a idea de compartir del puerto de Cruz Grande con Dominga

0
113

Uno de los grandes cuestionamientos que tiene el proyecto Dominga es la instalación portuaria, por la cercanía con la Reserva del Pingüino de Humboldt. En su oportunidad, el ex delegado presidencial, Pablo Herman, argumentó su voto en contra de la iniciativa de Andes Iron precisamente por el impacto del puerto, pidiendo que exista solo un terminal.

Jorge Salvatierra, presidente de CAP, sostiene en La Tercera que es inviable una alianza con Andes Iron.

En el Primer Tribunal Ambiental, en marzo del 2020, Andes Iron se había allanado a usar el puerto de Cruz Grande. En aquella instancia el abogado de Andes Iron había señalado que la empresa se abría a usar un solo puerto en el sector de La Higuera, que sería Cruz Grande.

El abogado que representó a Dominga en los alegatos, Patricio Leyton, señalaba que «independiente de que se ha cumplido estrictamente con el desarrollo de un proyecto ambientalmente moderno y sustentable, entendemos que lo razonable es que en la zona se instale un solo puerto, ya que dos terminales tan cercanas no tienen justificación».

CAP, que opera el negocio del hierro a través de la Compañía Minera del Pacífico, tiene el puerto de Cruz Grande aprobado ambientalmente y con inicio de obras. Además tiene en la zona un proyecto minero proyectado hacia el futuro, El Tofo, que en su capacidad máxima llega a 13 millones de toneladas.

Salvatierra se muestra escéptico a la idea de compartir el puerto.

Consultado si han tenido conversaciones con Dominga para un mismo puerto, señala que «la respuesta es simple: es no. Y tiene muchas explicaciones. No es fácil compartir un puerto, en primer lugar. Dependiendo de en qué etapa estemos con nuestro propio proyecto minero podríamos eventualmente no tener capacidad para un tercero».

«Nuestro puerto está diseñado para tener algo de excedente para productos no mineros y hoy no tenemos nada en concreto. Estamos abocados a nuestro proyecto. Hemos tomado todos los cuidados habidos y por haber, lo estamos evaluando constantemente. Los más autoexigentes con nuestros proyectos somos nosotros, en todas las materias, partiendo por lo medioambiental…».

Respecto a si sería mejor para el medio ambiente que dos proyectos compartieran la instalación, sostiene que «sé que mirado desde afuera eso puede parecer posible, pero no es posible. Cada puerto está diseñado para su mineral, según dónde está el mineral, con el transporte y la frecuencia que tiene cada mineral. No es elástico».

«Hoy día no hay ninguna conversación. Desde que llegué a CAP en 2018 no he estado ni he escuchado ninguna conversación. Antes, cuando los proyectos estaban en un momento más incipiente, porque son proyectos cercanos, entiendo que sí hubo algunas conversaciones muy, muy genéricas», indicó el ejecutivo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre