Promesas incumplidas: Los pueblos y zonas rurales siguen esperando

0
46

Pese a que no han sido los días más felices en la ruralidad de La Serena, luego del reciente atropello de una mujer en el kilómetro 7 de la Ruta CH41, sector La Foresta, y a las supuestas promesas incumplidas por parte del MOP en términos de seguridad vial, finalmente la semana culminó con al menos un esperado anuncio del alcalde de la comuna, Roberto Jacob.

Más iluminación

Ocurre que uno de los anhelos más grandes de estos sectores es, al menos en los caminos interiores, poder contar con mayor iluminación, algo que prontamente se podría hacer realidad según informaron desde el municipio, donde ratificaron que ya existía un proyecto aprobado en este sentido.
El anuncio fue particularmente para los vecinos de Quebrada de Monárdez, ya que finalmente se anunció que se instalarían luminarias, ya que existía un compromiso previo con los vecinos, según indicó el propio alcalde de La Serena.

Acordado

El edil explica que efectivamente hace aproximadamente un año recibió a un grupo de lugareños de este sector, quienes le expresaron que no tenían nada de iluminación, lo que les generaba una gran percepción de inseguridad. «Yo les dije que íbamos a presentar un proyecto y se dio la oportunidad en el contexto del programa Calles Sin Violencia, y en el tema de iluminación, a Bellavista, y Ceres, agregamos el tema de Quebrada de Monárdez», indicó el edil.
Jacob fue claro en afirmar que el proyecto ya está aprobado. «Con la aprobación ahora viene la etapa de licitación, ojalá lo más pronto posible. Pero quiero aclarar que esto no tiene nada que ver con la Ruta D41, esa ruta depende del MOP, particularmente de Vialidad. Nosotros sólo podemos intervenir en los caminos internos y por eso que estamos presentando estos proyectos», enfatizó el alcalde.

Mucho por hacer

Pero si bien la dirigenta de este sector, Ana María Arancibia, valoró lo que se está haciendo, indicó que las necesidades siguen siendo muchas, ya que ni siquiera cuentan con agua potable, los caminos son disparejos, de tierra, y no se ve para cuándo pueda existir una solución, ya que nadie se hace responsable, según afirma la dirigenta. «Lo que pasa es que nadie se hace cargo de algunos sectores de tierra, de los que el municipio dice que no les corresponde reparar, y desde el MOP tampoco, entonces ahí quedamos a la deriva de partida, y si no se arreglan esos caminos, primeramente no podríamos tener alcantarillado, porque tendríamos que romper de nuevo para realizar esos trabajos», explicó Arancibia.

Peticiones inconclusas

Los vecinos remarcan que igualmente han pedido señaléticas, y lomos de toro, pero en ese momento les salen con que los terrenos deben tener cierta cantidad de metros asfaltados, etc…». Las respuestas que hemos tenido en reuniones donde esto se ha planteado no son positivas, porque hay mucha burocracia de por medio y nadie hace nada, porque, insisto, nadie quiere hacerse cargo de los terrenos y se tiran la pelota», expresó.

Proyectos Participativos

En la comunidad no tienen problemas de poner de su propio dinero, incluso, para trabajar y mejorar su entorno, por lo que llaman a a tener proyectos participativos.
«Que se le pida una cantidad a la comunidad, pero tampoco hay nada de eso, el Serviu tampoco se hace responsable y hay sectores donde no hay nada. Tenemos que empezar a movernos, a hacer algo, porque yo te digo que estamos en un total abandono y debemos tomar las acciones para que se haga lo que no se ha hecho en 40 años».
Es evidente que la ciudad capital regional ha crecido en todo sentido. Ha llegado más gente a habitar las nuevas construcciones y, sobre todo, las nuevas parcelaciones. Similar sucede en Coquimbo, a lo que se debe sumar los campamentos que afloran por doquier.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre