Red de ambulancias de la región deberá seguir esperando para actualizar su parque

0
41

Presupuesto que entregaría 1.500 millones para la compra de 18 vehículos nuevos, de los cuales mil saldrán para este año y 500 para la próxima temporada, no corre. En la Fenats se lamentaron. «Nos dijeron que le estaban dando prioridad a otras cosas…».

La falta de ambulancias y las carencias en el sector salud se han ido arrastrando hace tiempo en la región. Por eso la molestia de la Fenats (Federación de Asociaciones de Funcionarios de la Salud), que reclamó y mostró los vehículos en mal estado, exigiendo presupuesto para la red asistencial, en el mes de abril.

Posterior a la manifestación frente a la intendencia, felices confirmaban que ya existía un presupuesto del FNDR del Core de 1.500 millones para la compra de ambulancias. En total, 18 vehículos para la red, todos nuevos.

Pero este lunes todo cambió. En el hospital de Vicuña hubo un problema con un paciente, que convulsionó en el terminal de buses y se necesitaba un SAMU, «una ambulancia para el rescate de la persona, pero no había, dijo la presidenta regional de Fenats, Karina Espinoza.

Esa situación los alertó y comenzaron a realizar los contactos directos con las autoridades.

«Lo conversamos con el director del Servicio de Salud, poniendo en la mesa la necesidad inmediata de una ambulancia para la comuna de Vicuña, y fue que nos enteramos a través de la presidenta del Core, Adriana Peñafiel, que el proyecto de red de ambulancias para la región se había caído, que le estaban dando prioridad a otras cosas…».

Un balde de agua fría

Vicuña en este momento está contando con un solo móvil, y ese móvil está en traslado todo el día hacía La Serena y Coquimbo, cuenta Espinoza. Es decir, «pasa en la carretera, por lo tanto la ciudadanía, el hospital, no cuenta con una ambulancia para cualquier atención de emergencia», agrega.

Quedaron pidiendo una explicación, cuando en estos momentos, asegura, «estamos nuevamente en alerta por el aumento de casos, en crisis, pues en los hospitales de la región no ha parado la crisis, y con la falta de ambulancia todo se complica aún más».

Ante esta situación, la presidenta del Core, Adriana Peñafiel, sostuvo que «estamos solicitando, por supuesto, que se asignen los recursos para poder adquirir ambulancias, porque son muy necesarias y porque hay una carencia importante, lo que dificulta una atención cuando no se tienen vehículos plenamente actualizados y con todos los equipamientos que se requieren».

Agregó que, «valoramos el esfuerzo que se realiza por parte del personal que hace todo el traslado y hemos estado en conversaciones con el intendente y nos ha manifestado que está gestionando recursos para la adquisición de las ambulancias, así que es una buena señal y en breve tiempo podíamos entregar una respuesta favorable y poder contar con ambulancias en la región».

Una respuesta que no convence mucho en la Fenats y que, a juicio de Espinoza, «el intendente nombra el decreto 33, que prohíbe la compra de móviles, y entendemos que pueden ser furgones de traslado, o las camionetas, pero no que se incluyan las ambulancias, que en estos momentos forman parte de lo que es la crisis que tenemos. Creemos que se basó en ese decreto para prohibir la compra, y todo lo supimos el día lunes por la necesidad que tuvo Vicuña, de lo contrario no nos enteramos y hubiésemos seguido con la felicidad que teníamos y esperando…».

Sin renovación

Lo que más les complica es que esta situación no sólo afecta a la atención, «sino que existe una frustración de los mismos funcionarios, quienes no pueden ir a socorrer a la gente y la comunidad los acusa de flojos, que no están trabajando, cuando la gente no tiene idea que no tenemos móviles, y así no hay cómo ir al rescate de una persona. Al final es el funcionario quien debe dar las explicaciones y sabe, si en este momento en Vicuña ocurriera un accidente, qué pasa con eso, quién va a rescatar a esa gente», se lamenta Espinoza.

Para Fenats existe una responsabilidad de las autoridades, «que son el ministro de Salud y el intendente, pues estamos en pandemia y no pueden desconocer eso y vamos a seguir con esta pandemia por un tiempo más. Esto a nosotros nos reventó».

Se queja Espinoza que en la región no ha habido renovación de flotas, tanto para la atención primaria como hospitalaria, «entonces en un momento de crisis, y para poder aplacarlo supimos que se arrendó una ambulancia hasta el día viernes. Pero estas ambulancias vienen con chofer y con lo que es prestación, pero no nos sirve un chofer que llegue de 8 a 5 y luego la ambulancia queda parada. Desgraciadamente, les guste o no, los hospitales funcionan las 24 horas, y si hay necesidad, tiene que estar lista la ambulancia para salir».

Ayer a las 17 horas tenían programada una reunión con la senadora Adriana Muñoz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre