Región de Coquimbo entra en recesión económica: Informe del Banco Central da cuenta que fue la de mayor decrecimiento a nivel país (-4%)

0
1010

El Banco Central publicó un nuevo informe de estadísticas del Producto Interno Bruto por regiones al segundo trimestre de 2022, en donde tres zonas registraron un crecimiento económico negativo, siendo la de mayor decrecimiento Coquimbo, tras presentar una disminución del 4,0%, entre otros factores, producto del efecto negativo de la minería. Sumado a la cifra actualizada del primer trimestre
(-0,4%) daría cuenta que la región de Coquimbo está en una recesión económica.
De acuerdo con la información preliminar de las Cuentas Nacionales, el Banco Central informó que durante el segundo trimestre del año, el producto interno bruto (PIB) creció en trece de las dieciséis regiones, totalizando un crecimiento de 5,4% para el país. Por su parte, el consumo de los hogares aumentó en todas las regiones, marcando 7,7% en doce meses.

En el caso de la región de Coquimbo, se presentó una disminución de un 4,0%. Este resultado se explicó por el efecto negativo de la minería, el cual fue compensado en parte por la incidencia positiva de los servicios. Además, el 2,1% de crecimiento en el consumo de hogares fue explicado por los servicios, compensado en parte por los efectos negativos del gasto en bienes durables y no durables.

En conversación con Pablo Pinto, director de la Escuela de Ciencias Empresariales de la UCN, explica que «lo que mide el Banco Central respecto de las regiones es el crecimiento que tuvo el Producto Interno Bruto (PIB) de cada una en comparación al año anterior, en ese caso, del mismo trimestre del 2021».

«Lo que indica la cifra es que para la región de Coquimbo todos los sectores de la actividad económica tendieron a decrecer, con la excepción exclusivamente de servicios, eso significa que nosotros tuvimos un decrecimiento, es decir, un crecimiento negativo, en sectores críticos como la minería y todas las actividades primarias y secundarias».

En ese sentido, la única actividad que reportó algún crecimiento positivo tiene que ver con servicios, o sea todas aquellas actividades que son carácter terciario, a juicio del economista, «lo negativo de esto, desde el punto de vista de las cifras, es que efectivamente nosotros que somos una región productiva en general, salvo las actividades de servicios que consideran hoteles, restaurantes, transporte, comunicaciones o servicios financieros, que son actividades que se brindan a los otros sectores, fueron los únicos que crecieron».

«En caso de la región de Coquimbo, fue la de mayor decrecimiento a nivel país, y si uno le suma cifras actualizadas, porque la nota del Banco Central lo señala al final, en donde actualizaron las del primer trimestre de este año, en donde habría caído un -0,4% desde la cifra original que era un 0,2% de crecimiento, pasó a una negativa», añade.

Agrega que, «por lo tanto, tenemos dos trimestres consecutivos con decrecimiento o caída del producto interno bruto, lo que técnicamente significa que nuestra región está en recesión, y es la única del país que está en esa característica, es decir, que no es capaz de crecer respecto del trimestre anterior y más encima decae en comparación al mismo periodo».

Tendencia se
mantendría

Pinto comenta que «lo que está mostrando esto es claramente una tendencia que se va a mantener y enfatizar en Chile, en donde los bienes durables, que tienen una duración de consumo mayor a un año, como los muebles, automóviles, vivienda, entre otros, están decreciendo al igual que los bienes no durables, fundamentalmente alimentos».

«Lo que estamos viendo es que la región entró prematuramente a una recesión, y por las condiciones del país va a seguir hacia el primer trimestre del próximo año, en donde todas las cifras indican que Chile va a entrar técnicamente a una recesión, quiere decir que nuestro periodo económico negativo se puede extender mucho más allá de lo que se ha ampliado en todas las otras regiones del país, y eso es un elemento negativo porque impacta directamente en el empleo, en los ingresos de las personas, y se vincula con una muy menor inversión, sobre todo con proyectos productivos que no han sido desarrollados en la región y donde están muchos detenidos», añade.

Gremios
preocupados

Daniel Mas, presidente de la Cámara Chilena de la Construcción de La Serena (CChC), comenta que «estamos frente a una situación alarmante y de extrema urgencia en nuestra región.

El crecimiento negativo de la actividad regional en el segundo trimestre del año nos golpea fuertemente, ya que el detrimento afecta de manera directa a nuestros habitantes, a sus bolsillos, al empleo y al apremio de acceder a necesidades básicas del día a día.

Necesitamos con premura que nuestra Gobernadora y los estamentos públicos agilicen y activen los proyectos paralizados que frenan nuestro crecimiento, especialmente aquellas obras de alto impacto social que benefician a miles de personas y que hoy no están contando con la infraestructura y el servicio necesario».

«Como gremio hemos trabajado arduamente por seguir aportando al crecimiento regional y por generar todas las instancias necesarias para ir superando los factores externos que han influido negativamente en nuestro sector, como es el alza de precios de materiales y la falta de mano de obra calificada.

Sin embargo, la falta de certeza jurídica, el estancamiento de proyectos, especialmente en materia de infraestructura pública y privada, y la falta de un real sentido de urgencia para llevar a cabo la ejecución presupuestaria, nos deja en una gravísima posición de la que debemos salir cuanto antes. Una vez más recalcar e insistir que el crecimiento de una región se debe a la inversión, sin ella no avanzamos, y a todas luces requiere seguir trabajando colaborativamente para ello, con liderazgo, voluntad, rapidez y decisión», agrega.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre