Rubén Quezada: «El Frente Amplio ya no es un grupo de estudiantes»

0
72

El exdelegado presidencial y militante de Convergencia Social, que dejó el cargo en octubre de 2023 para apuntar a liderar el Gobierno Regional espera que el plebiscito donde se busca la fusión de este sector sea un éxito. «Estoy por la unidad», aseguró.

Rodrigo Solís A.

El lunes 23 de octubre del año pasado se oficializó la renuncia de quien fuera designado por el Presidente Gabriel Boric como delegado presidencial en la región de Coquimbo. Se trata de Rubén Quezada Gaete, quien permaneció 19 meses en el cargo y que presentó su renuncia con un objeto esencial: transformarse en una carta válida y proyectarse como candidato a gobernador regional, en elección que tendrá lugar el próximo 31 de octubre.
En ese contexto, el militante de Convergencia Social -partido del primer mandatario- ha buscado aunar fuerzas de cara a ese desafío electoral, por lo que la instancia que se vivirá los días 9 y 10 de marzo puede ser muy importante: el plebiscito que busca fusionar a los partidos del Frente Amplio en una fuerza única, lo que eventualmente podría poner al exdelegado presidencial en una posición más sólida para luego conversar con otras fuerzas de izquierda e incluso más allá. «Es un momento clave, que espero nos permita marcar la política chilena en los próximos años», comentó.
Por supuesto, en la región de Coquimbo también tendrá lugar este referéndum, al que Rubén Quezada está muy atento considerando esos factores y por supuesto, la unidad del sector.
«Considero que es muy importante tener un partido único. Es un proceso más para el crecimiento de un grupo de personas que desde 2017 han permitido una importante inserción social y electoral de quienes eran jóvenes en ese momento. En ese tiempo, rápidamente se lograron concejalías, alcaldías y por supuesto, la llegada del Presidente Boric al Gobierno hace dos años».

Respecto de la posibilidad cierta de que se concrete esa fusión por parte del Frente Amplio, el exdelegado presidencial asegura que este es el momento oportuno para concretar esa unión más allá de los resquemores que han manifestado sobre todo cientistas políticos. «La unidad es siempre difícil de lograr, pero me parece que es muy necesaria. Creo que es fundamental la consolidación en medio de un proceso de madurez, porque el Frente Amplio ya no es un grupo de estudiantes: son trabajadores y profesionales que quieren seguir avanzando hacia liderazgos».
Sobre si generar esta fusión podría crear mayores diferencias y no conseguir el propósito deseado, Quezada aseguró que «a mi juicio, pasamos de una lógica de competencia a grupos de izquierda que buscan trabajar más cercanamente, con el PC y el socialismo democrático».
Por cierto, una inquietud que ha sido tema tanto para Quezada, su partido y el FA propiamente tal es la necesidad de avanzar en diálogos con otros partidos políticos. En esa línea, espera que esa madurez que se busca en el Frente Amplio permita avanzar hacia los consensos. Incluso, sin olvidar un factor que puede ser importante: conversar con la Democracia Cristiana.

SU PRECANDIDATURA

El exdelegado presidencial reconoce que se han destinado esfuerzos para dialogar, en forma especial con el Partido Comunista, de cara a su deseo de ser carta para gobernador regional. Cabe destacar que desde el PC quien aparece como un nombre que espera consolidarse es el del consejero regional, Javier Vega, aunque más allá de esas diferencias, que probablemente deberán resolverse mediante primarias o grandes acuerdos, Quezada aguarda que lo primero es afianzar mayores consensos.
«Sea yo o sea quien sea quien vaya una disputa, lo importante es mantener la fuerza para hacer frente a ideas que son peligrosas y que nos pueden llevar a retrocesos en materias de derechos sociales y también de avances en materia democrática. Esa debe ser el eje de acción», sostuvo.
En esa línea, sostuvo que «es clave lo que suceda con las conversaciones tanto a nivel nacional como regional, porque la idea es contribuir a la unidad del sector, alineando a todo el oficialismo».

LA GOBERNADORA

Aunque ya han pasado algunos meses desde que Quezada dejó su cargo como delegado presidencial, le consultamos sobre la perspectiva que actualmente tiene sobre la gobernadora Krist Naranjo, considerando las acusaciones que han surgido en torno a que el servicio no estaría funcionando adecuadamente y sobre todo ante las ausencias recientes de la autoridad.
Al respecto, el exdelegado señaló que «mientras yo ejercí mi cargo, sentí una gran ausencia de la gobernadora. Ahora como ciudadano y médico lo veo diariamente: falta formación de especialistas, financiamiento de procesos para resolver urgencias y esa ausencia se hace evidente en el día a día», finalizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre