Sanitaria presenta a Gobernadora Regional plan que asegura agua para consumo humano

0
28

Empresa Aguas del Valle detalló el escenario hídrico en que los embalses de la región están en un 27% de su capacidad máxima y las precipitaciones permanecen en déficit, encontrándose con grandes dificultades
para el abastecimiento.

Asegurar el agua para consumo humano es la principal prioridad en medio del complejo escenario hídrico por el que atraviesa la Región de Coquimbo. Para abordar este panorama y conocer el trabajo implementado por la empresa sanitaria Aguas del Valle, el gerente regional de la empresa, Andrés Nazer, se reunió con la Gobernadora Regional Krist Naranjo.

«Estamos viviendo una crisis hídrica bastante fuerte, lo que está condicionado por el cambio climático. Hoy es muy necesario contar con las herramientas necesarias para asegurar el agua de consumo humano, un tema bastante profundo que se tiene que estructurar de mejor forma en la Constitución, pero hasta que eso pase, tenemos que tomar medidas e implementar proyectos de la mano de las comunidades. Personalmente recibo muchas llamadas desde las comunidades por esta problemática y es precisamente uno de los temas que pude conversar hoy con Aguas del Valle, para que se hagan partícipes de estas propuestas», dijo la autoridad regional tras la reunión.

La Gobernadora detalló que en algunas localidades de la región se están entregando 50m3 de agua por persona, mientras que la ley establece un mínimo de 100 m3.
«No estamos dando abasto como región, y por eso, como Gobierno Regional, estamos trabajando en un Plan Regional de Manejo Hídrico, en el que estamos considerando todas las alternativas para fortalecer el desarrollo hídrico y asegurar el suministro. Un proceso en el que todos los actores involucrados son necesarios para construir juntos un plan más fortalecido en esta área».

Durante la presentación, la empresa sanitaria detalló los distintos esfuerzos en desarrollo para respaldar la producción de agua potable, entre ellas un proyecto de desaladora, que en una primera etapa sería para las comunas de La Serena y Coquimbo, respecto del que la gobernadora regional puntualizó en la necesidad de incorporar más tecnologías en este tipo de iniciativas, con el fin de disminuir su impacto medioambiental. Además, se revisó la construcción de una conducción de agua para dar más seguridad hídrica a la provincia del Choapa.

Respecto de estos esfuerzos, el gerente de Aguas del Valle, Andrés Nazer, detalló que «nosotros seguimos con una serie de acciones y obras para ir haciendo frente a este escenario hídrico adverso, pero si la situación de precipitaciones se pone muy adversa, como ha ido ocurriendo hasta ahora, y el próximo año no tenemos lluvias suficientes, el escenario para el consumo humano podría verse afectado. Para eso estamos trabajando fuertemente y con todos nuestros recursos técnicos para evitar situaciones de racionamiento en el futuro».

La conducción Salamanca-Limáhuida permitió precisamente evitar el racionamiento de agua potable para los más de 32 mil vecinos de la zona urbana de Illapel, en un trabajo que próximamente incluirá a sectores que están fuera del área operacional de la empresa, trabajo que ya presenta un 30% de avance.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre