Sindicatos de feriantes protestan por incertidumbre respecto de la Pampilla 2022

0
90

Una decena de comerciantes, pertenecientes a distintas ferias de Coquimbo, llegaron hasta las inmediaciones del Edificio Consistorial de la calle Varela con el objetivo de llevar a cabo una manifestación pacífica en favor de la postura del alcalde Alí Manouchehri con respecto al tema de la Pampilla de este año, y que ha levantado polémica ante el rechazo a la modificación del presupuesto del evento que generaron concejales de la denominada Bancada de la Dignidad.

A eso de las 16 horas de este martes, llegaron hombres y mujeres a criticar la postura de algunos concejales de Coquimbo que se opusieron durante la semana pasada al presupuesto de la Pampilla.

«Necesitamos trabajar, somos muchos los que dependemos de esa fiesta en especial para hacernos buenas lucas y así aliviar en algo el bolsillo», dijo Marisol, la mujer que estaciona autos cada septiembre en la fiesta más grande de Chile.

Tras dos años de para por la pandemia, el show ha estado en el tapete ante la reñida votación en el concejo que dejó las aguas turbulentas.

«Hay una serie de emprendedores que dependemos de la fiesta y estamos convencidos de que si están las condiciones para desarrollarla. Lamento profundamente la actitud que han tenido algunos concejales para trabar esta importante instancia que tenemos como patrimonio todos los coquimbanos», dijo Jaime Valdez, presidente de junta ecológica de la Herradura.

En medio de la manifestación, el alcalde Alí Manouchehri bajó desde su oficina para encontrarse con la gente que se cuadraba con lienzos a favor del ex futbolista.

«Hay expectación con esto que salió que la Pampilla no viera la luz, es mucha la gente que depende de este evento, y luego de dos años no hacerla sería un despropósito. A los concejales comunistas, sumando a Felipe Velásquez, les pido que se la jueguen por la comuna y no ver pequeñeces políticas», señaló Sandra Henríquez, presidenta del mercadito El Sauce y fundadora de la feria de Sindempart.

Fueron los concejales apuntados quienes aclararon con LA REGIÓN que la idea, además, es tener un modelo propio, reconocible, distinto al resto y a eso apuntan. Esto, porque como asegura el concejal Felipe Velásquez, «pensé que el alcalde iba a presentar un nuevo plan, algo diferente, pero sigue siendo lo mismo. Y si bien ahora depende de Salud, el alcalde ya tiene un presupuesto para comenzar a trabajar y, de hecho, lo emplazamos para hacerlo en conjunto con todos los concejales, para preparar algo bueno, bonito y barato. Pero con un plan y que lo trabajemos todos.

En ese contexto, Camilo Ruiz (PC) de la denominada Bancada Dignidad, ha sido crítico en cuanto a este tema y partió señalando que el «manejo político que ha realizado el alcalde se ha prestado para confusión, porque nosotros no rechazamos el presupuesto o el proyecto, sino que rechazamos la modificación presupuestaria», sentenció.

«La poca convocatoria en la manifestación planificada por el municipio da cuenta de que la comunidad está en contra de la estrategia de gasto excesivo que plantea esta administración, la invitación a nuestro alcalde es a realizar el tradicional evento con lo que queda de los 600 millones de pesos que ya aprobamos en el presupuesto de este año.», comentó a la pasada el concejal Guido Hernández.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre