Tres vendedores ambulantes detenidos en antesala de intervención definitiva del centro de Coquimbo

0
140

Una fiscalización conjunta realizada durante la mañana de este lunes, entre Carabineros, inspectores municipales, PDI, servicio de salud, y el servicio de impuestos internos, tuvo como objetivo convencer de una u otra manera a los descolgados que no habrían aceptado el acuerdo firmado por el 80% de los ilegales y el alcalde Alí Manouchehri.

Antes del mega operativo, que sería el miércoles de esta semana, se cursaron una serie de partes y se detuvo a tres personas por órdenes vigentes.

En la jornada se volvió a mandar la lista para que se sigan sumando comerciantes interesados. Algunos ambulantes, que se catalogaron como los más antiguos, aseguraron que la nueva propuesta sería habitar módulos de espacios supuestamente insuficientes, además de que la reunión de la semana pasada había sido con gente que presuntamente nunca trabajó en el centro. «Con certificado de nacimiento debería haber sido, hay muchos inmigrantes», decían.

El operativo, liderado por David Díaz, jefe de Seguridad Pública de Coquimbo, y los oficiales de Carabineros Sandoval y Medina, daría cuenta del arranque de lleno del plan de Recuperación del Centro de la comuna puerto. «Son cuentas alegres las que se sacan hasta ahora a pesar de estos incovenientes. Se dan condiciones para pasar de la ilegalidad a la formalidad, salir de la precariedad, de pasar de un paño en el piso a un lugar bajo techo, iluminado y con normas, además de capacitaciones en los emprendimientos», asegura Díaz.

Con un contingente de más de 50 personas, la intervención se realizará de forma progresiva, comenzando por calle Aldunate e informando, en primera instancia, de la próxima erradicación de todos quienes se instalen de manera ilegal en la vía pública, para en los próximos días dar paso a una acción directa de la policía en las calles.

«Carabineros y los distintos servicios están conversando con lo ambulantes y planteándo que tienen que hacer abandono del centro. Esto será progresivo y no queremos que termine con eventos de inseguridad para los vecinos o el comercio establecido. Coquimbo merece una nueva cara de la que todos nos sintamos orgullosos», señaló el alcalde.

Cabe recordar que antes de esta intervención, el municipio de Coquimbo avanzó en propuestas para el comercio informal y que estos puedan avanzar en su regularización. En primera instancia, la Dirección de Desarrollo Comunitario realizó un catastro del comercio informal ubicado en el centro, quienes fueron invitados a una reunión liderada por el propio alcalde Manouchehri para plantearles la propuesta que busca ordenar la zona céntrica, dejar las calles libres para el tránsito peatonal y comenzar el proceso de regularización de estas personas.

De esta manera, de los 150 comerciantes ilegales catastrados, 127 aceptaron ser trasladados (más del 80%) a dos galerías e iniciar actividades y comenzar a trabajar bajo normas, además de optar a asesoramiento de instituciones dedicadas al fomento productivo, contar con nuevas líneas de financiamiento, entre otras oportunidades de desarrollo.

«Acá hay que ser super claro y enfático, la práctica del comercio informal no está en los planes que tiene la municipalidad».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre