Valoran detención de obras cercanas al humedal y pedirán mano dura en fiscalización

0
90

Como un «triunfo ciudadano» calificaron distintos actores la paralización de obras del conjunto Ipanema, que estaría emplazado en las cercanías del humedal del río Elqui, luego que el Ministerio del Medio Ambiente decidiera empezar la declaratoria de humedal urbano.

Todo partió por una iniciativa ciudadana que buscaba que la desembocadura del río Elqui pudiera ser declarada como un humedal urbano, para que pudiera tener la protección ambiental que poseen estos sitios, medida que se concretará desde la próxima semana y que podría demorarse hasta seis meses en ser una realidad, y de paso habría motivado a la inmobiliaria Isiete a que paralizara las obras del conjunto Ipanema, que se emplazaría en las inmediaciones del sector.

En ese sentido, para la concejal de La Serena, Daniela Molina, era el paso que faltaba, por lo que se juntó junto a otras autoridades y vecinos para enviar un oficio a la Dirección de Obras Municipales (DOM) para que cumpla su funciones, «una es fiscalizar la obra, y al encontrarnos con la noticia que la inmobiliaria decide paralizar las obras hasta ingresar al estudio de impacto ambiental, o mientras este proceso de declaratoria de humedal urbano se dé inicio, y nosotros atentos mientras esto suceda, los organismos competentes hagan su trabajo y es lo que no ha pasado ahora».

Respecto a la detención de las obras, sostiene que «esto es un triunfo ciudadano y es un ejemplo de organización, que efectivamente logró lo que el municipio no quiso hacer, ni tampoco el Ministerio del Medio Ambiente, y sí las organizaciones de distintas personas, como de los pueblos originarios, vecinos del sector, y también de Coquimbo o del valle del Elqui».

«Destacable también es que como en tan poco tiempo lograron decirle que no al poder enorme que tienen las inmobiliarias y que hasta ahora han estado haciendo lo que han querido, y eso es lo que debemos hacer nosotros ahora, hay una normativa, una labor fiscalizadora…» agrega.

Respecto a los reclamos ambientales del último tiempo, como Dominga, Cruz Grande, las torres de alta tensión en el valle de Elqui, o el mismo humedal, la concejal comenta que no crea que sea una coincidencia, «muchos proyectos se están tratando de amarrar ahora, sabemos que se viene un cambio en la Constitución y que va a dificultar muchos negocios que se han llevado a cabo hasta el día de hoy sin mucho control, porque nuestra institucionalidad permite muchas cosas que no deberían suceder».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre