Voces locales de la cumbia y la ranchera lloran a mares suspensión de la Pampilla, pese a relatar inéditos ninguneos en ese escenario

0
353

«Era la oportunidad de hacer algo 100 % coquimbano», dicen los cantantes Héctor Hernández, el doble de Américo, y Andrea Castillo, ligada a la música ranchera. Ambos se presentaron en su momento en el monumental escenario de La Pampilla. Cuentan que, a pesar de algunos malos recuerdos, este 2022 hubiese sido ideal para darle tribuna a la gente de la zona.

La suspensión de la Pampilla trae coletazos no solo al interior del concejo municipal con palabrazos entre dos grupos políticos que cada día se distancian más, sino que también a comerciantes que reclaman por una mercadería que no podrán vender, teniendo en cuenta que septiembre es donde prácticamente salvan el año. Pero los artistas locales también tienen pito que tocar.

Privilegiar talentos locales por sobre los internacionales ha ido tomando vuelo, apropósito de la idea de transformar el evento en algo más austero, volviendo a las raíces y dejando de lado el glamour y la luces.

Andrea Castillo deleita con su traje mexicano, con una voz que llena el alma, dicen sus fanáticos. Quedó seleccionada en un programa de talentos en la TV .Orgullo de su familia.
Es oriunda de la Villa Talinay sector La Cantera, y desde niña que brilla cantando. En el 2017 ganó el festival de La Serena y en el 2018 le dieron la chance de ir a La Pampilla.
«Me querían hacer salir a las 5 de la tarde cuando a esa hora no hay nadie, yo les decía que era una falta de respeto al artista local. Incluso desde la productora que afuera había 100 cantantes más que irían por mi cupo. Sin embargo, pude ganar el debate y me dejaron salir pasadas las 8 de la noche, cuando había mucho más gente.

Le pagaron $450 mil, muy alejados de otros contratos cuyo dinero no queda en la zona.
En 2013 la caja edilicia desembolsó 180 millones de pesos para traer al reguetonero Daddy Yankee.

«Pero el respeto y cariño que le tengo a ese escenario es tan grande, que esas cosas para mí son solo detalles, creo que la Pampilla es una tremenda oportunidad para darte a conocer, por eso es que lamento mucho esta suspensión del año 2022, ya que la única que pierde es la cultura y nosotros los músicos».

Esste año habría sido «una linda oportunidad de hacer algo más austero, sin artistas de renombre y pagándole dinero a ese cabro o cabra de pub que la rompe, hay muchos, artistas locales que son capos, lo que pasa es que nadie se atreve a dar la chance, y eso duele porque estaba ideal para armar algo con poquita gente, cobrándole una que otra loquita, y pagarle al cantante de la zona», sentencia la artista Andrea Castillo.

Héctor Álvarez es otro de los que lamenta que este año no haya Pampilla. El coquimbano de 42 años lidera el grupo Cumbia Mix y asegura que en los últimos meses intentó contactarse con gente del municipio para impulsar una Pampilla Coquimbana de artistas locales… luego se sorprendió con el «portazo en la cara» que tuvo el evento mientras se informaba por la prensa.

«La plata siempre estaba para los artistas internacionales y para el artista local, nada, entonces una piensa que este año era el momento preciso para darle una mano a los nacidos en la zona que se están acogotando en deudas desde la pandemia en adelante. Es cierto que todavía seguimos en medio de una emergencia sanitaria como la del coronavirus, pero con 10 mil personas controladas debidamente se podía hacer algo, acá lo cierto es que no hubo voluntad, no me interesa de parte de quien haya sido, a mi no me interesa la política, soy artista y necesitamos trabajar, ese es el punto», sentenció el artista.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre