Acusado de dar muerte a la ex suegra culpó a amigo de ser el autor del hecho

0
211

Aun cuando durante todo el proceso hizo uso del derecho a guardar silencio, Daniel Antonio Díaz Morandé, imputado del homicidio a su ex suegra Francis Aguilar Marín, de 50 años, que pereció el 13 de octubre del 2017, ayer en el Tribunal Oral de La Serena, al inicio del juicio en su contra, declaró ante los jueces que el autor del hecho de sangre fue un amigo al que había contratado para que le preguntara a la víctima si su hija le podía permitir ver a su nieta.

Díaz, bajo fuerte custodia de Gendarmería, compareció en el Tribunal Oral, donde en el alegato de apertura el Ministerio Público, presentó los ilícitos que le son imputados de incendio agravado, que habría cometido el 16 de septiembre del año pasado, al quemar la casa de su ex pareja que lo había denunciado a la justicia por violencia intrafamiliar, hija de Francis Aguilar, ubicada en calle Luis Cruz Martínez de El Olivar de Las Compañías, siniestro que afectó a casas vecinas que quedaron con daños.

Respecto al homicidio, siguiendo con el alegato y la acusación de la fiscalía, en la tarde del 13 de octubre del 2017, Díaz concurrió a calle Las Lilas de la Antena, donde asestó ocho heridas cortopunzante en el tórax a Francis Aguilar, que dejó de existir en el hospital cuando era atendida.

En estrado, Díaz, oriundo de la Región de Valparaíso, expresó que debido a que tenía una orden de alejamiento judicial por la causa de violencia intrafamiliar, no podía acercarse a su pareja ni ver a la hija que tienen en común, motivo por el que le pagó con ropa y dinero ($50.000) a un amigo para que fuera a solicitarle a su ex suegra para que intercediera con su hija, para que le permitiera ver a su pequeña hija.

Continuando con su versión, el acusado dijo que acompañó a su amigo a la Antena donde lo esperó a la distancia para que empezara a hablar con Francis Aguilar, instante en el que vio a su amigo empezar a discutir con la mujer, para luego agredirla con un arma blanca, por lo que decidió huir.

Momentos después según Díaz, logró hablar con su amigo que le dijo que se la había pasado la mano atacando a la mujer, y que por eso le devolvió las prendas, provocando que sus zapatillas se mancharan con sangre de la agredida de acuerdo a sus dichos.

Es así que la primera audiencia de juicio continuó con la presentación de prueba del Ministerio Público consistente en la declaración de cinco testigos cuatro pobladores y un carabinero, que dieron cuenta del incendio del 16 de septiembre, por lo que la rendición de medios probatorios del ente persecutor penal continuará hoy, para dar paso a la presentación de prueba de la defensa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre